Matilde Córdoba
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta octubre de este año, las autoridades policiales y militares han incautado poco más de nueve toneladas de cocaína y una tonelada de marihuana. En ninguna operación ocuparon metanfetaminas o anfetaminas.

El recuento de la Policía Nacional hasta la semana pasada indica que la cocaína sigue siendo la droga que más circula en el país, y, por tanto, la que más se ocupa. La madrugada del viernes, la Fuerza Naval incautó en aguas del Caribe Sur 1.57 toneladas que eran transportadas en una lancha rápida tripulada por tres hondureños.

Este último quiebre no está incluido en el registro de 7.5 toneladas actualizado hasta el lunes 22 de octubre.

El vocero de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge, sostiene, sin embargo, que “más importante que las cantidades incautadas, ha sido la estrategia de desarticular estructuras; células de apoyo logístico al narcotráfico”.

Esta institución registra que también han sido incautados 4.31 kilogramos de crack y 13.37 de heroína, además de 43,252 plantas de marihuana y 10 kilogramos de semilla de esta hierba.

La heroína, la cocaína y otras drogas provocan la muerte de aproximadamente 0,2 millones de personas cada año, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), que en el “Informe Mundial sobre las Drogas 2012”, señaló que los países centroamericanos juegan un papel importante en el tránsito de cocaína del sur hacia Estados Unidos, pero “Honduras es hoy el punto de entrada más popular para la cocaína con dirección norte hacia Guatemala”.

Ese mismo informe indicó que los principales mercados de cocaína siguen estando en América del Norte, Europa y Oceanía (especialmente Australia y Nueva Zelandia).

“En América del Norte se ha registrado una clara disminución del consumo de cocaína, atribuible sobre todo a un descenso de las tasas de los Estados Unidos, del 3.0% (2006) al 2.2% (2010) de los adultos de 15 a 64 años; sin embargo, no se ha observado una disminución similar en Europa, donde el consumo de cocaína se estabilizó durante ese período. Los datos más recientes procedentes de Australia muestran un aumento del consumo de cocaína”, señala el informe, presentado a finales de septiembre.