elnuevodiario.com.ni
  •   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El combate al lavado de activos y generar una mayor confianza en la sociedad, son dos de los principales retos que afrontan las fiscalías en la lucha contra el crimen organizado en Centroamérica, una de las regiones más violentas del mundo, afirmaron hoy expertos.
       
El coordinador de la Red de Fiscales contra el Crimen Organizado, REFCO, el español Ignacio De Lucas, dijo hoy a Acan-Efe que el crimen organizado participa en variadas actividades, pero que el lavado es quizás la más transversal y a la que se debe atacar prioritariamente.
       
"Atacando el lavado de activos, los recursos financieros, atacamos a todas las organizaciones criminales, no importa el área de criminalidad a la que se dediquen", ya sea narcotráfico, trata de personas o robo de vehículos, explicó De Lucas, quien trabaja como fiscal antidrogas en España.
      
De Lucas participó hoy en Costa Rica de la asamblea general del Consejo Centroamericano y del Caribe de Ministerios Públicos, a la que asisten representantes de las fiscalías de la región con el fin de fortalecer sus vínculos en la lucha contra el crimen organizado.
       
El fiscal español explicó que la REFCO fue creada en marzo de 2011 por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, UNODC por sus siglas en inglés, es financiada por Canadá y está integrada por las fiscales generales de Centroamérica, República Dominicana, México y Colombia.
       
Para De Lucas, el combate al crimen organizado se trata de "una materia sensible" en la que Centroamérica necesita "crear confianza" entre los fiscales de la región y de las fiscalías hacia la sociedad.
       
"Hace falta pensar que los fiscales no simplemente contribuyen a averiguar quien mató a una persona o quién la extorsionó, sino que con su trabajo diario contribuyen a que los países sean más seguros y a que sus democracias sean más estables", afirmó.