• |
  • |
  • END

Pese a los esfuerzos del Ministerio de Salud para mejorar las condiciones laborales y salariales de las enfermeras y enfermeros de Nicaragua, la migración se cierne sobre estos profesionales como una sombra.

Con salarios que no sobrepasan los 200 dólares, teniendo que cumplir dobles jornadas en centros estatales y posteriormente en privados para poder ajustar en los gastos de la casa, y por otra parte la posibilidad de obtener visas o ingresos para trabajos legales en Norteamérica y Europa, los profesionales se marchan propiciando una fuga de talentos que urge en los hospitales.

José Vanegas, Presidente de la Asociación de Enfermeras y Enfermeros de Nicaragua --entidad que aglutina a un mil 500, de los tres mil 500 profesionales de enfermería del país--, declaró que en una reciente visita a los departamentos y regiones autónomas, se encontró conque las enfermeras más buscadas son las del Atlántico, porque son bilingües.

“Las enfermeras de la Costa están siendo buscadas y están obteniendo empleos en Estados Unidos, Belice y las islas cercanas donde ganan más, en cambio en el Pacífico vemos una mayor migración hacia países de Europa como España e Italia”, afirmó Vanegas.

En la actualidad la relación de enfermeras por pacientes en Nicaragua es de una por cuarenta, dijo Vanegas, cuando lo ideal es una enfermera por cuatro pacientes.

“En salas de cuidados intensivos lo ideal es una enfermera por cada cuatro pacientes, y en la actualidad hay hospitales donde hay una auxiliar de enfermería para diez pacientes, algo parecido ocurre en Sala Cuna, donde lo ideal son cuatro bebitos por enfermera, y aquí hay diez o más bebitos por cada una. El recurso humano es insuficiente, y esto sumado al poco estímulo que reciben las enfermeras, es una carrera que no resulta atractiva para los estudiantes que se bachilleran, pese a que el país urge de profesionales de enfermería”, manifestó el dirigente gremial.

Enfermeras estrenando
Las declaraciones anteriores las realizó el presidente de la Asociación de Enfermeras y Enfermeros de Nicaragua durante la inauguración de la “Casa de la Enfermera”, ubicada de Transnica 75 metros al norte, donde se espera desarrollar el trabajo gremial, y, a la vez, que permita capacitar a las enfermeras en nuevas técnicas de trabajo.

“En 1980 se tuvo la primera Casa de Enfermeras en Ciudad Jardín, pero no era muy accesible, de manera que con fondos propios y el apoyo de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (Fuden) de España, pudimos comprar y remodelar esta casa que esperamos sea un espacio para desarrollar nuestro gremio y la calidad de nuestro trabajo para beneficio nuestro y del pueblo de Nicaragua, al servicio de quien estamos”, concluyó Vanegas.