Jessie Ampié
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La alcaldesa Daysi Torres repite, y esta no es una grata noticia para los trabajadores de la Alcaldía de Managua, Alma, quienes han esperado toda su actual administración para que les reajusten el salario, pero la edil los ha llevado de promesas en promesas y creen que su petición podría dormir el sueño de los justos.

Hoy que las autoridades municipales presentan la propuesta de presupuesto para 2013, se cumple un año, exactamente, desde que la alcaldesa prometió que iba a revisar la situación salarial de los más de 4,000 trabajadores que hay en la municipalidad.

El año pasado en el cabildo, cansada de escuchar demandas, la alcaldesa tomó el micrófono y aseguró que iban a tomar cartas en el asunto, pero es la fecha y sus palabras se las llevó el viento, según refirieron los trabajadores.

Un ridículo 3% de aumento

Los sindicalistas, según indicó Pablo Aguilar, Secretario General del sindicato Fecma-ALMA pidieron el 30% de aumento, pero a algunos con costo se les dio un 3%.

Tiempo después, las autoridades destinaron C$25 millones para aumentos que nunca favorecieron a los trabajadores que lideraron las demandas.

Francisco Martínez, dirigente de la Federación de Trabajadores de la Comuna de Managua, Fetracoma, indicó que hoy nuevamente expondrán sus demandas, a ver si durante la nueva administración municipal que comenzará Torres el próximo año, les resuelve.

Los sindicalistas resaltan que hay dinero para aumentos, y sostienen que las partidas pueden salir de las altas sumas que tienen los rubros de vigilancia y combustible.

“El año pasado que protestamos nos mandaron a echar a la Policía, pero hoy nuevamente llevaremos detalladas nuestras demandas y mantenemos que sea el 30%, porque así medio se amortigua el deterioro salarial de los trabajadores”, explicó Martínez.

Aguilar agregó que cuando se despide a un trabajador no se le quieren pagar sus prestaciones.

Entre todos los planteles hay 80 sindicatos afiliados a seis federaciones. El sindicato de UNE es el aliado oficial de las autoridades municipales, y según los sindicalistas independientes, es en donde más ha habido despidos.