elnuevodiario.com.ni
  •   Managua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ministerio Público de Nicaragua (Fiscalía) presentó este miércoles a un juzgado de Managua a tres testigos que declararán con "rostro oculto", en el juicio contra 18 falsos periodistas mexicanos acusados de delitos de narcotráfico y lavado de dinero que iniciará este viernes.

Los testigos, que declararán en calidad de "protegidos", son agentes de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ, Policía de investigación) y de otras especialidades de la policía, declaró en rueda de prensa el portavoz de los juzgados de Managua, Roberto Larios.

La identidad de los testigos le fue revelada al juez noveno de Distrito de Juicio Penal, Edgard Altamirano, a cargo del caso, en una audiencia privada dos días antes del juicio que se realizará de forma ininterrumpida del viernes al domingo, dijo Larios.

Los mexicanos fueron detenidos el 20 de agosto en el puesto de aduana de Las Manos, en la frontera con Honduras, cuando intentaban ingresar a Nicaragua en vehículos rotulados con los logos de la cadena mexicana Televisa.

Días después, durante un registro a los vehículos decomisados, se encontraron 9.2 millones de dólares ocultos, que las autoridades presumen están relacionados con actividades de narcotráfico.

Los mexicanos se hacían pasar por periodistas y técnicos de Televisa y se supone que iban en tránsito hacia Costa Rica, según dijeron a las autoridades.

La Fiscalía acusa a los falsos comunicadores de lavado de dinero, asociación al crimen organizado y tráfico de estupefacientes.

La Procuraduría General de la República (PGR) fue autorizada por el juzgado a intervenir en el juicio, por tratarse de un delito de tráfico de drogas que tiene que ver con la salud pública, explicó Altamirano.

La empresa mexicana Televisa, cuyo nombre y emblema fueron utilizados por los procesados, pidió tener presencia en el juicio con dos abogados contratados en Nicaragua, en calidad de oyentes, lo que fue autorizado por Altamirano.

El tribunal adoptará fuertes medidas de seguridad en el complejo que alberga los juzgados, en el sector oeste de Managua.


Aunque "no creemos que pueda pasar nada (...) no podemos descuidar ni descartar nada", manifestó el portavoz judicial.