•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un mejor trato en el Consulado nica de San José fue el clamor unánime que marcó el reciente Encuentro de Migrantes Nicaragüenses realizado en esta capital.

En el cónclave se pidió, además, una coordinación más eficaz entre Consulado, Embajada y organizaciones promigrantes para atender a los miles de nicas que intentan obtener sus documentos para legalizarse en este país, así como un mayor apoyo de Managua a la sede diplomática en San José.

Luego de que Migración y Extranjería de Costa Rica abriera en mayo la posibilidad de regularizarse a cierto grupo de inmigrantes con cuatro reglamentos transitorios que vencen este 17 de noviembre y en febrero próximo, miles de compatriotas han desbordado la sede diplomática, pero el tiempo se acorta, llenando de zozobra a los miles que aún no han podido ser atendidos. Numerosas organizaciones promigrantes, tanto de Nicaragua como de Costa Rica, asistieron al encuentro, en el que muchos se quejaron de no recibir respuestas de los funcionarios nicas cuando buscan información en el Consulado.

Un ejemplo de maltrato lo graficó María del Carmen Vega Urbina, una leonesa con 18 años de residir en Costa Rica. Ella dijo que acudió con su hija al Consulado para buscar una solución a los problemas que tiene la joven, pues no puede continuar sus estudios debido a su estatus migratorio.

“Maltrato nos desmoraliza”

“Luego de hacer por horas una larga fila, me dijeron que esa no era la fila que me correspondía. Entonces acudí a la vicecónsul Aminta Ortiz para pedirle información. Me dijo que hiciera fila de nuevo. Al decirle que lo que yo buscaba era información, de la manera más grosera me repitió que ya me había dicho que hiciera fila”, narró Vega.

“Además de recibir maltrato de los mismos policías que están afuera, los trabajadores que venimos a pasar horas bajo el sol y la lluvia también recibimos maltrato de nuestros funcionarios nicas. Eso nos desmoraliza”, agregó la nicaragüense.

Funcionaria "obediente"

Javier Gómez, de la Asociación de Migrantes Nicaragüenses, dijo que la vicecónsul Ortiz, siendo una funcionaria pública, siempre se niega a dar declaraciones cuando se le solicitan.

El Nuevo Diario comprobó luego esta aseveración. Al abordar a la funcionaria sobre el tema, esta se limitó a decir: “No tengo autorización de dar declaraciones. Es una orden que viene desde arriba”. “Hemos ofrecido nuestra cooperación a la Embajada. Incluso invitamos al Embajador a este encuentro tan importante, pero no asistió. Nosotros no buscamos confrontación, sino la búsqueda de soluciones ante la grave posibilidad de que miles de nicaragüenses no puedan tramitar sus documentos”, dijo Gómez.

Embajdor Rivas se excusa

Sin embargo, el embajador Harold Rivas dijo que no asistió por razones laborales. “Mientras las organizaciones se reunían el fin de semana, 22 personas de nuestra sede andábamos en Limón y atendimos a unos 3,000 nicaragüenses. Es decir, que mientras ellos se reunían, nosotros estábamos ocupados, porque trabajamos incluso los fines de semana”, dijo.

“Hay que entender que nuestro trabajo es duro. Atendemos al menos a 1,500 personas diariamente, entre los que solicitan documentos y los que los retiran. Abrimos a las 8:00 am y cerramos como a las 7:00 pm, cuando se atiende al último solicitante”, añadió el diplomático.

Diputado promete comunicar reclamos

Entre los asistentes del encuentro también estaba el diputado oficialista Evertz Cárcamo, quien aseguró que llevaría las inquietudes de las organizaciones promigrantes a la Cancillería y al Ministerio de Gobernación de Nicaragua.

Además, habló de crear un Consejo Nacional del Migrante en el Exterior con sede en Managua, y prometió entregar al mandatario Daniel Ortega una carta firmada por Nicas Migrantes, Red de Migrantes Nicaragua, Asociación Nicaragüense por la Democracia, Asociación Migrantes Nicaragüenses en Costa Rica, Enlaces Nicaragüenses, Asociación de Empleadas Domésticas (Astradomes), Asociación Binacional, Comité Cultural de la Carpio y Triángulo Solidaridad, entre otras organizaciones que trabajan en Costa Rica por los migrantes nicaragüenses.