•   Tipitapa, Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con un plantón frente a la Zona Franca Astro Nicaragua que bloqueó la carretera Masaya-Tipitapa, los miembros de la Federación Nacional de Sindicatos Textil, Vestuario, Piel y Calzado, Fesitex, demandaron a la empresa Flying Needle S.A. el reintegro de 17 trabajadores que supuestamente fueron despedidos de manera ilegal.

Johana Bravo, Secretaria General del Sindicato Tomás Borge Martínez, explicó que el “delito” de los obreros fue el intento de conformar un sindicato, por lo que violando los derechos laborales la Flying Needle los despidió en mayo pasado.

“Esta es una primera protesta pacífica y vamos a seguir con más protestas, hasta que se reintegre a los compañeros”, advirtió Bravo.

“Hacemos un llamado a la inversión extranjera a que respete nuestra Constitución de la República, ya que los trabajadores tienen el libre derecho de organizarse”, agregó.

Funcionarios no atendieron

El Nuevo Diario buscó la versión de Luis Ortega, Gerente General de Flying Needle, pero los vigilantes del lugar dijeron que no se encontraba. También llamamos en diversas ocasiones a su oficina, pero la respuesta siempre fue que este no estaba en el lugar.

Así mismo, llamamos a la asesora legal de la Corporación de Zonas Francas, Zaida Montenegro, para conocer la versión oficial, pero luego que se comprometiera a dar una posición sobre la denuncia, no contestó más su teléfono celular.

Empresa no cumple con resolución del Mitrab

El exoperario José Daniel Hondoy fue uno de los despedidos. “Nos aplicaron el artículo 45 (del Código Laboral), y prácticamente nos corren por formar un sindicato, estamos reclamando hoy nuevamente nuestros derechos. Ya tenemos seis meses sin estar trabajando, a pesar de que tenemos una resolución del Ministerio del Trabajo a nuestro favor”, explicó.

Hondoy hacía referencia a la resolución número 244-12, emitida el pasado 8 de junio por la Inspectoría Departamental del Trabajo de Managua, que anula el despido de nueve obreros y manda a reintegrarlos en sus labores, no obstante, Flying Needle S.A. se rehúsa a cumplirla.

Por esta razón, los trabajadores han iniciado un proceso legal contra la empresa en el Juzgado Laboral de Tipitapa.