•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Todos los habitantes de la comunidad de Santa Pancha, en Malpaisillo, donde una mujer embarazada murió el martes tras hundirse la casa donde habitaba, viven en riesgo permanente y deben ser reubicados a sitios seguros, afirmó el teniente coronel Gustavo Ramos, jefe de la Defensa Civil de León, tras manifestar que esa recomendación se la dieron a conocer al gobierno local y a la empresa minera que opera en la zona.

Agregó que son alrededor de 450 familias, que representan a más de 1,500 personas, entre adultos y niños, las que deben ser reubicadas en otro sector.

“Toda la comunidad de Santa Pancha vive en una zona de riesgo. Están asentados en una zona vulnerable, son áreas explotadas (por minería). Es necesario evacuar a estas familias y construir un asentamiento, que las autoridades locales y nacionales decreten zona no habitable, y que se destine a la reforestación”, precisó Ramos.

El lunes, la Defensa Civil evacuó a cinco familias aledañas al hundimiento. Todas están siendo atendidas directamente por la empresa minera y el gobierno local.

Blanca Aracely Sánchez Valdivia, de 28 años, pereció soterrada la madrugada del martes, cuando su casa de habitación se hundió de repente en la zona 1 de Santa Pancha, porque supuestamente la vivienda estaba sobre viejos túneles de una minería, los cuales fueron excavados hace décadas.

El hecho ocurrió en fracción de segundos, y la mujer no tuvo tiempo de salir. Tenía ocho meses de embarazo.

Empresa minera no tenía información

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, al referirse ayer al hundimiento en Santa Pancha, afirmó que las nuevas industrias mineras que empezaron a trabajar en esa zona no tenían información de que se habían construido casas sobre túneles realizados hace muchos años, y que ni las autoridades municipales tenían memoria de eso.

Señaló que cinco o seis familias hicieron casas en esa zona sin saber que debajo había huecos producto de túneles realizados hace muchos años. Es una tragedia humana tremenda, menos mal que solo afectó a una casa, y lamentablemente hubo una víctima.

Lo lamentamos, y lo primero que dijimos es que la empresa tenía que ubicar inmediatamente a esas familias en otro lugar. Lamentamos que eso haya pasado.

Señaló que las empresas mineras, especialmente B2 Gold, que tienen que ver con la mina La Libertad y El Limón, pero además en el Triángulo Minero, donde está Hemco, deben crear una mayor conciencia entre la población y tomen medidas de seguridad para que se mantengan alejados de un lugar que fue explotado hace 50 años, y así evitar casos como el de Santa Pancha.

Sepultan a Blanca Aracely

Con la presencia de centenares de amigos, familiares y obreros de la mina Santa Pancha, este martes fue sepultada Blanca Aracely Sánchez Valdivia, víctima del hundimiento de su vivienda.

El trágico suceso consternó al humilde poblado, cuyos habitantes durante los trabajos de búsqueda y rescate permanecieron al menos 14 horas observando el trabajo de las excavaciones para localizar el cuerpo de la mujer.

María Elena Valdivia Sáenz, de 50 años, progenitora de Blanca Aracely, en medio del dolor que la embarga, recordó que su hija desde niña visitó la iglesia evangélica, “era alegre, servicial y dedicada a su hogar, tenía ocho años de estar casada y con dificultad logró embarazarse”.

Durante el incidente, Blanca Aracely se encontraba descansando con su cónyuge, Francisco Manuel Aguilar, de 30 años, quien salió ileso del lugar, después de sentir y escuchar un fuerte movimiento en la tierra.

“Presentamos nuestro más sentido pésame a la familia de Blanca, quien era hermana y esposa de dos de nuestros trabajadores, a quienes también queremos reiterar nuestro apoyo en estos momentos de dolor”, aseguró el ingeniero Salvador Tuncar Alva, Gerente de Mina Santa Pancha, de B2Gold-Mina El Limón.

B2Gold, como parte de su compromiso con la comunidad y en solidaridad con los familiares de Blanca Sánchez, apoyará en todos los gastos necesarios para su funeral, y brindará una nueva vivienda para la reubicación de la familia afectada.

“Vamos a seguir colaborando con las autoridades para investigar a qué se debió el hundimiento, y apoyaremos todas las medidas preventivas que amerite el caso. Hoy durante todo el día, las autoridades competentes verificaron in situ que este hecho no está relacionado a ninguna de nuestras operaciones mineras”, aseguró el ingeniero Tuncar.