•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A partir de la una de la tarde de mañana viernes, bajo estrictas medidas de seguridad, que incluyen la presencia de policías de las distintas especialidades, iniciará el juicio por narcotráfico contra 18 falsos periodistas mexicanos.

Entre las medidas de seguridad están la presencia de policías de las distintas especialidades dentro y fuera del Complejo Judicial de Nejapa, explicó Roberto Larios, vocero de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

“Aunque no pueda pasar nada (malo) no podemos descuidar ni descartar nada”, expresó Larios, quien agregó que las medidas de seguridad también incluyen el registro (corporal) para los periodistas.

Los mexicanos, jefeados por Juana Raquel Alvarado Torres --quien entró al país como Raquel Alatorre Correa-- se hacían pasar como periodistas de la empresa de televisión mexicana Televisa, y enfrentan cargos por transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado.

Audiencias sucesivas

Según lo dispuesto por el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, Edgard Altamirano, previo al juicio se realizarán dos audiencias. La primera para determinar la admisibilidad o no de la acusación adherida a la del Ministerio Público, que presentó la Procuraduría General de la República, PGR.

El término acusación adherida significa que el escrito acusatorio de la PGR es igual al presentado por el Ministerio Público, explicó la abogada Johana Fonseca, una de las defensora de los 18 extranjeros.

A continuación se realizará la audiencia preparatoria de juicio solicitada con antelación por la Fiscalía. En esta audiencia, de acuerdo con el Código Procesal Penal, CPP, se determina cuáles son las pruebas que podrán ser evacuadas en el juicio.

Y será hasta después que dará inicio el juicio, el que según lo programado por el juez Altamirano, se desarrollará durante tres días consecutivos (viernes, sábado y domingo) en largas jornadas que podrían extenderse hasta la madrugada.

Tres testigos ocultos

Para demostrar la culpabilidad de los 18 acusados, el Ministerio Público ha ofrecido el testimonio de 12 testigos de cargo, tres declararán como testigos ocultos, confirmó el fiscal auxiliar, Giscard Moraga.

Los testigos “sin rostro” son agentes de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, quienes al mediodía del miércoles en una audiencia especial a puerta cerrada, fueron presentados al juez Altamirano.

“La identidad de los testigos tiene que protegerse, es el judicial quien tiene que conocer y saber quiénes son los testigos”, explicó Roberto Larios en rueda prensa.

Los 18 mexicanos fueron detenidos el pasado 20 de agosto en el puesto de Las Manos, frontera con Honduras, pero fue dos días después que se decretó su arresto, al descubrirse que transportaban US$9.2 millones en cuatro de las seis falsas unidades móviles de televisión, dinero proveniente del narcotráfico, según las autoridades nicaragüenses.

Televisa, cuyo nombre y emblema fue utilizado por los falsos periodistas y técnicos, tendrá presencia en el juicio con dos abogados, autorizados por el judicial para estar en calidad de escuchas, es decir, que no intervendrán en el mismo.

Mexicanos en distintas cárceles

Previo al inicio del juicio, se conoció de manera extraoficial que 14 de los 18 falsos empleados de Televisa están presos en el penal de Tipitapa y cuatro de ellos, incluida Juana Raquel Alvarado Torres, señalada como cabecilla del grupo, siguen en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ.

Sobre las razones por las cuales Alvarado y tres de sus compañeros siguen presos en la DAJ, los informantes que demandaron el anonimato dijeron que la Policía les dijo que no fueron trasladados a la Cárcel Modelo de Tipitapa “por razones de salud”.

Sobre esta situación, El Nuevo Diario consultó vía telefónica a la jefa de la DAJ, comisionada general Glenda Zavala, quien en un primer momento dijo que todos los acusados “ya están en el Sistema Penitenciario”.

Luego se le llamó por teléfono nuevamente para consultarle el por qué Alvarado Torres y otros tres mexicanos aún se encuentran presos en la DAJ, respondiendo la jefa policial: “Yo traslado a los que cumplen los requisitos del Sistema Penitenciario. No sé qué requisitos no ha cumplido ella, no sé, no le podría decir, estoy en una reunión”.

Zavala tampoco precisó hace cuánto tiempo fueron trasladados los restantes 14 mexicanos a La Modelo.

 

Perfil del juez Edgard López

El juez Noveno Distrito Penal de Juicio, Edgard López, fue miembro del Batallón de Lucha Irregular BLI en los años 80, participando en la operación miliar “Danto 88”, ejecutada por el entonces Ejército Popular Sandinista contra la guerrilla antisandinista, la cual provocó la protesta de Honduras por la supuesta invasión a su territorio.

En 1992 ingresó a la Universidad Centroamericana, UCA, donde se graduó de abogado, y comenzó su carrera como judicial en 1999, como juez suplente local en Jinotepe, Carazo.

En 2000 fue nombrado juez suplente del Juzgado Séptimo Distrito Penal del Crimen de Managua, un año después (en 2003) asumió la titularidad de esa judicatura, y desde 2006 es el Juez Noveno Distrito Penal de Juicio.

Entre los juicios más importantes que ha tenido a su cargo el juez Altamirano, está el que llevó contra una multinacional integrada por salvadoreños, guatemaltecos, venezolanas y nicaragüenses que transportaban 191,973 pastillas de anfetaminas, que es una droga sintética.

El judicial también fue quien sentenció en primera instancia a otro grupo de narcotraficantes que pretendían lavar más de US$2 millones utilizando el sistema financiero nacional y jefeados por el abogado José Dolores Talavera Siles.