elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictará el 19 de noviembre próximo un fallo favorable para Colombia en el contencioso marítimo con Nicaragua, aseveró uno de los abogados del equipo del país andino en una entrevista publicada hoy.

"Yo tengo la certeza de que (la decisión) va a ser positiva", afirmó el argentino Marcelo Kohen, internacionalista del equipo que defiende los intereses de Colombia en La Haya, en una entrevista que publica la edición digital del diario El Colombiano, de Medellín.

La CIJ comunicó el pasado martes a los gobiernos de Colombia y Nicaragua que el 19 de noviembre dará lectura en su sede de La Haya al fallo final de este litigio, que se derivó de una demanda instaurada en diciembre de 2001 por el Gobierno nicaragüense.

En los alegatos orales, Nicaragua solicitó al alto tribunal que decida la soberanía de algunos accidentes del archipiélago de San Andrés y que establezca un límite marítimo en el Caribe, el cual nunca ha sido delimitado.

En un fallo preliminar sobre las objeciones de Colombia a la competencia de la Corte, adoptado en 2007, la CIJ ratificó la soberanía colombiana sobre las islas mayores del archipiélago y dejó pendiente una determinación en relación a media docena de cayos. Asimismo, se declaró competente para fijar una frontera en el mar puesto que determinó que no existe ninguna, desechando la tesis colombiana de que la línea es el meridiano 82.

Kohen, radicado en Suiza, expresó que no cabe "un fallo adverso" del tribunal internacional sobre los cayos Alburquerque, Serrana, Serranilla, Bajo Nuevo, Quitasueño y Este-Sudeste.

Estos territorios forman parte del territorio de ultramar, defendió el internacionalista, que conforma el equipo de abogados del país andino junto al australiano James Crawford, el estadounidense Rodman Bundy y el colombiano Eduardo Valencia Ospina.

Reclamos de Nicaragua “descabellados”

El experto argentino agregó que tampoco será posible que "la Corte acepte las reivindicaciones marítimas descabelladas de Nicaragua".

Además de alegar que los cayos no forman parte del archipiélago, el Estado de Nicaragua solicita a la CIJ que fije una línea limítrofe entre las costas continentales de los dos países, lo cual, dijo Kohen, "le daría la mitad del Caribe".

Por contra, Colombia pide que la frontera sea trazada entre el archipiélago y la costa continental de Nicaragua, que "es una delimitación parecida a la del meridiano 82", explicó el experto.