• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Desesperados por dar con el paradero de los cuatro pescadores desaparecidos desde el pasado 31 de octubre, familiares, amigos y autoridades locales de Masachapa, iniciaron ayer un hablatón para recolectar dinero.

La intención es que tres familiares de los desaparecidos viajen a Guatemala a corroborar si los pecadores rescatados a mediados de la semana en ese país, son o no sus parientes.

Claudia Zúniga Solórzano, esposa de Giovanni Molina, uno de los tres desaparecidos, dijo que el hablatón se realiza en Masachapa, Pochomil y San Rafael del Sur, y para ello cuentan con la ayuda de las autoridades municipales.

Los otros hombres, cuyo paradero se desconoce después de 13 días de haber zarpado de Masachapa, son Arlen Mojica y los hermanos Israel y Ricardo Mendieta, este último era el capitán de la pequeña embarcación Galilea II.

“En las costas --de Masachapa y de Pochomil-- el hablatón se realiza con perifoneo, y en la parte urbana vamos de casa en casa, con alcancía, pidiendo dinero”, explicó Zúniga, agregando que las familias solo estarán tranquilas hasta que corroboren la identidad de los pescadores rescatados en ese país.

La duda de que sus seres queridos sean los rescatados entre Guatemala y México, surgió luego de que el alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, se comunicó vía telefónica con autoridades de la cancillería de ese país, expresó Zúniga a El Nuevo Diario, a través de la vía telefónica.

Inicialmente las autoridades nicaragüenses habrían dicho que los sobrevivientes encontrados en alta mar eran los cuatro pescadores nicaragüenses, pero luego dijeron lo contrario, y por eso la duda, explicó la angustiada esposa del pescador Giovanni Molina.