Ernesto García
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Treinta días tienen de plazo los médicos forenses con doble plaza en el Estado, para decidir en cuál seguirán laborando, así lo dispuso el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

El plazo fatal les fue dado a conocer a los médicos legales a través de una comunicación oficial firmada por el secretario del Supremo Tribunal, Rubén Montenegro Espinoza, donde se les recuerda de la vigencia de una circular emitida el 18 de septiembre de 2007.

En la circular de hace cinco años, la CSJ advirtió a los galenos que laboran para el Instituto de Medicina Legal, que el ejercicio laboral en otro Poder del Estado --Poder Ejecutivo-- en el caso de los médicos que también laboran para el Ministerio de Salud, Minsa, “es incompatible con el cargo de médico forense”.

La incompatibilidad del cargo de forense con el desempeño de labores en otra institución pública en los artículos 31 y 42 de la Ley de Carrera Judicial, se explica en el ultimátum dado a los galenos de Medicina Legal con doble plaza.

“El personal auxiliar de la administración de la justicia, integrado por los cargos de Registradores de la Propiedad y Médicos Forenses estarán sujetos, en lo que les fuera aplicable, al estatuto jurídico que la presente ley fija, para los miembros de la Carrera Judicial, y particularmente, en lo que se refiere al ingreso, derechos, deberes, incompatibilidades y prohibiciones, traslado, permisos, licencias y régimen disciplinario”, establece el artículo 31.

Mientras que el artículo 42 de la misma ley, señala en el inciso número 4, que los cargos de la Carrera Judicial en todas sus categorías “son incompatibles con cualquier otro cargo, empleo o profesión retribuida, a excepción de la docencia y la investigación jurídica”.

Pero algunos médicos recurrieron de amparo contra la circular de la CSJ, amparo que fue rechazado mediante sentencia de la Sala Constitucional del Supremo Tribunal, del 26 de septiembre de 2012, que declaró sin lugar el recurso.

Sobre la base de esta sentencia, el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial dio a los médicos forenses que laboran para cualquier otra institución del Estado el plazo fatal de 30 días.

Los médicos que decidan seguir laborando para el Minsa, deberán presentar su renuncia ante la Oficina de Recursos Humanos de la CSJ, según la circular del tribunal supremo.