• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Este año ganaron 57 medallas en diferentes categorías, y en Londres, uno de ellos rompió el récord continental americano en los 800 metros planos, por lo que los atletas de Los Pipitos se pueden considerar uno de los mejores ejemplos del deporte nicaragüense en competencias internacionales, y este mes van por más en los VI Juegos Paralímpicos Nicaragua 2012.

La justa deportiva que inicia el viernes 23 y finaliza el domingo 25 de noviembre, contará con la participación de unos 900 atletas con diversas discapacidades, provenientes de toda Centroamérica y Panamá.

Nidia Torres, Presidenta de Los Pipitos, señaló que estos juegos forman parte de la jornada de conmemoración de los 25 años de la creación de dicha organización, nacida un 26 de agosto de 1987.

Iniciativa de padres

Destacó que el carácter deportivo de Los Pipitos fue una iniciativa de padres y madres que querían que sus hijos e hijas practicaran deportes, por lo que en 1995 se crearon los Cuatrilones, como parte de entretenimiento y diversión.

Pero fue en 2001, durante los primeros Juegos Paralímpicos, cuando se observó la capacidad de los y las jóvenes, se incrementó la cantidad de atletas y se les integró a competencias a nivel internacional.

Gabriel Cuadra y su récord

Uno de los jóvenes más destacados en estas disciplinas deportivas es Gabriel Cuadra, cuya infancia la pasó tratando de superar una parálisis cerebral.

Caminó hasta los tres años de edad, pero a sus 19 años en los juegos Paralímpicos de Londres 2012, rompió el récord continental americano en los 800 metros, siendo parte de la categoría T36, parálisis cerebral.

Con su proeza, Gabriel demostró que no hay barreras para la niñez con discapacidades, y dijo sentirse muy orgulloso de haber puesto en alto el nombre de la patria al haber roto un record continental.

“Estos juegos son muy importantes para nosotros. El deporte es una de las mejores líneas para motivar a las personas, y que sepan que no todo en la vida es fácil, hay cosas difíciles. Estos muchachos, nosotros, tenemos problemas, y no todos saben cuánto esfuerzo hemos puesto para conseguir esto, pero la perseverancia es lo principal”, dijo Gabriel.

El joven comentó que hasta el momento este es el mayor logro de su vida deportiva y personal, pero que no será la última vez que deje huella en los deportes paralímpicos.

Orlando Sevilla, Secretario Ejecutivo de Los Pipitos, expresó que la importancia obtenida en estas competencias parece un sueño, así que espera que nadie venga y nuevamente le pregunte qué es lo que no pueden hacer estos niños y adolescentes.

“Porque, incluso, pueden ser más capaces en algunas áreas, que el resto de la población”, expresó Sevilla.