• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Hace seis semanas, los taxistas de unas 90 cooperativas hicieron llegar a las autoridades municipales y a la Secretaría del FSLN una carta con 16 puntos que se tienen que negociar para garantizar la operatividad de la flota de 12,000 taxis que hay en la capital, sin embargo, es la fecha y aún no han sido llamados a dialogar, por lo que ayer nuevamente se plantaron, afectando una vía neurálgica de la capital: la Carretera a Masaya.

Las cooperativas que participaron forman parte de 16 centrales y de dos federaciones de taxis; la demanda sigue siendo la misma: que se revise el subsidio al gremio, que se ordenen las caponeras que ya están invadiendo los corredores del Transporte Urbano Colectivo y Selectivo, y que el ente regulador, Irtramma, les entregue las concesiones de las placas a 20 años y no a un año como lo está implementando actualmente.

Leonel Rivers, miembro de la Junta de Vigilancia de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua, Unicootaxma, señaló que las autoridades municipales hacen caso omiso a sus demandas, y que como no los han llamado a negociar, se han visto obligados a hacer plantones, y aseguró que de no ser atendidos en los próximos días tomarán acciones mayores.

Acusan pérdidas

Por su parte, Luis González, miembro de la Junta de Vigilancia de la Cooperativa de taxis “Arlen Siú”, señaló que la revisión del subsidio es una necesidad urgente, pues los C$16 por galón que reciben son insuficientes, y que a veces ni siquiera se logra aplicar por fallas en el sistema, vencimiento y otro tipo de inconvenientes.

González señaló que estos obstáculos están causando importantes pérdidas económicas al sector. Destacó que están planificando algunas acciones que van a continuar, dentro de las cuales está ir Irtramma, a la Secretaría y a la Alcaldía.

Pensando en marcha

Reynaldo Bermúdez, miembro de Fenicootaxi indicó que la decisión de plantarse a lo largo de Carretera a Masaya es visibilizarse ante el gobierno, para que de una vez por todas les resuelvan sus demandas. Agregó que en febrero de este año --cuando taxis y buses protestaron por la proliferación de las caponeras-- llegaron a un acuerdo con el ente regulador, de que solo reconocerían a las mototaxis que se ubican a orillas de la Carretera Norte. “Pese a eso, las mototaxis siguen apareciendo, y vemos que no hay buena voluntad para resolver el problema”, indicó Bermúdez.

Queja contra “Los Rapiditos”

Otros taxistas también se quejaron de que “Los Rapiditos” o taxis piratas les hacen competencia desleal, y que las autoridades del Irtramma hacen caso omiso a este problema.

El paro afectó el tráfico de la Carretera a Masaya, donde los quejosos estuvieron protestando de manera pacífica. Hasta las 4:00 pm, no recibieron ninguna llamada a negociar de parte de las autoridades, por lo que iniciaron una nueva reunión para plantearse acciones más drásticas, entre ellas una marcha masiva del sector.