• Waspam, RAAN |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Decenas de pobladores del municipio de Waspam, Río Coco, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, paralizaron ayer el aeropuerto, obligando a suspender los vuelos, como medida de protesta contra el alto costo del servicio de energía eléctrica que reciben de parte de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL.

Unas 200 personas se tomaron las instalaciones aeroportuarias, incendiaron llantas, y advirtieron a los funcionarios de la empresa de aviación La Costeña que si el vuelo aterrizaba, no levantaría.

Lamberto Chow, uno de los dirigentes de los barrios de Waspam que participó en la protesta, afirmó que a partir de hoy no habrá salida de buses ni de pangas, porque van a paralizar también el trasporte terrestre y el acuático en el municipio, hasta que reciban respuesta a las demandas.

Según los quejosos, los usuarios de ENEL en Waspam deben pagar C$7 por kilovatio, un precio que sigue subiendo.

En tanto Otis Plazaola, poblador de Waspam, aseguró que los manifestantes también están reclamando por la falta de agua potable, y exigen el cumplimiento inmediato de una serie de acuerdos que suscribieron con funcionarios de Gobierno en septiembre pasado, cuando también se realizó una multitudinaria marcha de protesta.

En ese entonces, el Poder Ejecutivo envió una comisión a negociar y suscribieron varios acuerdos, los cuales no han sido cumplidos.

Los acuerdos incumplidos

Entre los acuerdos suscritos con los funcionarios del Gobierno se encuentran: la gestión de un subsidio especial de C$3 para los usuarios que consumen menos de 150 kilowatts/hora; el garantizar un precio preferencial de energía eléctrica para las iglesias, el cual sería aplicable en todo el Caribe Norte; asimismo, el iniciar un proyecto para abastecer de agua potable a cinco barrios de la ciudad.

En cuanto a la demanda debido a que las facturas llegan alteradas a varios pobladores, los funcionarios se comprometieron a revisar los medidores digitales, que son los que han causado los problemas, pero hasta ayer ninguno de los casos había sido revisado, según comentó Plazaola.

Los manifestantes amenazaron que, para hoy, comunitarios de sectores como Kisalaya, Ulwas, Saupuka y Kum, se van a sumar a las protestas, porque también han sentido el impacto de los altos costos de la tarifa energética.

Las manifestantes están demandando que se baje el costo de la energía eléctrica de C$7.00 a C$4.00 el precio del kilowatt/hora, revisión de los medidores digitales, y que se garantice el abastecimiento de agua en la ciudad.