• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los cuatro pescadores nicaragüenses que estaban desaparecidos desde el 30 de octubre, cuando realizaban labores de pesca mar adentro en Masachapa, fueron rescatados este lunes con vida a 80 millas náuticas de Puerto San José, en la costa del Pacífico de Guatemala, confirmó Silvio Mora, Embajador de Nicaragua en el vecino país.

Ricardo Mendieta, de 37 años, capitán de la embarcación Galileo II (que estaba desaparecida); Israel Mendieta, de 40; Arlen Mojica Casco, de 34, y Giovanni Molina, de 30 años, son los cuatro pescadores a los que el Ejército de Nicaragua buscó desde su desaparición en todo el litoral del Pacífico nicaragüense sin resultado positivo alguno, luego que naufragara la embarcación en la que faenaban.

Anoche El Nuevo Diario llamó por teléfono al embajador Mora y este confirmó la noticia.

Los nicaragüenses fueron encontrados en buena condición de salud a eso de las 6:00 pm, y a eso de las 7:00 pm fueron trasladados a un hospital de ese país centroamericano, donde se les brindó la atención médica requerida para su posterior repatriación a Nicaragua.

El diplomático nicaragüense dijo que los nicas estaban siendo atendidos por la médica cubana Miladys Amigos, quien confirmó que estaban en buen estado de salud, aunque habían perdido algo de peso, por la deshidratación que sufrieron tras 15 días de estar a la deriva en el mar.

Mora añadió que los pescadores agradecieron, en primer lugar, a Dios por el rescate, y después a sus familiares, al Gobierno, a los amigos y a los medios de comunicación que estuvieron informando sobre el tema.

No quieren regresar en lancha

Agregó que los compatriotas le dijeron que el sábado estuvieron a punto de ser rescatados, pero la embarcación a la que le hicieron señales, no les hizo caso.

El diplomático señaló que los pescadores también le manifestaron que no quieren regresar a Nicaragua en la lancha, porque tienen temor de que vuelva a fallar.

Añadió que este martes hará las gestiones respectivas para ver cómo ayuda a la repatriación de los compatriotas, porque primero deben ser trasladados de Puerto San José a Guatemala, y posteriormente a Nicaragua, y definir si retornarán por tierra o por avión.

Los pescadores fueron arrastrados por las corrientes mar adentro desde el martes 30 de octubre, y las autoridades nicaragüenses que apoyaban la búsqueda con patrulleras de la Fuerza Naval y con dos aviones de la Fuerza Aérea, tenían la esperanza de que fueran rescatados con vida en Guatemala o en las costas del Pacífico de México.

El Gobierno nicaragüense había ordenado al Ejército de Nicaragua y al Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, Sinapred, la búsqueda incansable de los cuatro pescadores desde un día después de que los familiares dieron aviso de su desaparición a los medios de comunicación.

La Alcaldía de San Rafael del Sur, con recursos propios, y algunos familiares de los desaparecidos, también se sumaron a la búsqueda infructuosamente por varios días; pero fue hasta ayer que se conoció de la buena noticia.