•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por segundo día consecutivo, en el Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio de Managua continuó la tarde y la noche de ayer la “romería” de testigos “sin rostro” en el juicio de narcotráfico conocido como “Operación Domino”, donde son procesados 22 reos.

En este megajuicio por narcotráfico, el Ministerio Público tiene propuesto como carga probatoria el testimonio de 96 testigos, la mayoría policías que participaron en distintos actos de investigación.

De los 96 testigos, solo 11 habían brindado su testimonio en este juicio donde los imputados enfrentan cargos por transporte internacional de droga, lavado de dinero y crimen organizado.

Entre la documentación ocupada en la empresa Transporte Internacional de Carga, S.A., Ticsa, fue encontrada una escritura de arrendamiento entre Herminio Escoto García, Director de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, Enabás y Katty María Reyes Mejía, una de las acusadas.

De acuerdo con el documento presentado en el juicio a la autoridad judicial, la escritura es por el arrendamiento de un terreno propiedad de Enabás, ubicado en los alrededores del Mercado de Mayoreo.

El testigo oculto no dio detalles sobre el monto en que fue alquilado el lote de 9,911 metros cuadrados y por cuánto tiempo. Los periodistas trataron de obtener mayores detalles con los representantes de la Fiscalía y de la Procuraduría, pero evitaron cualquier contacto con los hombres de prensa.

Ticsa es una de las empresas creadas por los acusados, supuestamente, para lavar dinero proveniente del narcotráfico, según la acusación presentada por el Ministerio Público, y que incluye a otros 27 acusados que todavía no han sido capturados.

En otra parte de su testimonio, el mismo testigo aseguró haber ocupado a Katty María Reyes y a su padre, Nelson Reyes, 36 contenedores y 20 cabezales, pero cuando los abogados defensores le pidieron que conforme el acta de ocupación mencionara la cantidad antes referida, el detective solo hizo mención de ocho cabezales.

Esta aparente contradicción en el testimonio del testigo de cargo, tampoco fue aclarada por los abogados de los entes acusadores del Estado, quienes ofrecieron su testimonio.

Durante la prolongada jornada, la abogada defensora Blanca Doris Rojas cuestionó porque su representada, en el acta de ocupación de bienes aparece como testigo y depositaria de los bienes ocupados, pero luego aparece como acusada.