•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sanear y garantizar la propiedad comunal, reformas al Estatuto de Autonomía de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe, Alto Coco y Bocay, el fortalecimiento del Consejo de Ancianos, elección de sus autoridades conforme a los usos y costumbres de los pueblos indígenas y afrodescendientes, además de la situación de los buzos y de su reconversión ocupacional, son algunos puntos que el Movimiento de Unidad de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, Mupia, propone al gobierno nicaragüense.

Aseguran que las peticiones fueron elaboradas por el directorio colegiado del Mupia, tras la consulta con 1,290 representantes comunales legítimos, y en cumplimiento de lo acordado en las últimas reuniones realizadas el 24 y el 25 de octubre en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Hazel Law Blanco, de la directiva de la organización, comentó que el documento fue presentado ante la Presidencia de la República a través de Lumberto Campbell, Secretario Presidencial para el Desarrollo de la Costa Atlántica nicaragüense, con aspectos que también atañen a la Asamblea Nacional y al Consejo Supremo Electoral.

“Hay oleadas de colonos. En algunos sectores hay 61 familias y en otros hasta 2,000; en la zona de Awastigni, se realizó un diagnóstico, al igual que en Tasba Pri y en el territorio Rama, en busca de soluciones concretas no solo para la seguridad de los las propiedades comunales indígenas, sino también por la dignidad de los colonos, quienes también tienen necesidades y necesitan soluciones a su problemática”, expresó la señora Law.

Estudio sobre invasión de colonos

Un estudio sobre la invasión de colonos en los territorios ancestrales Awastingni Mayangnina Sauni Umani y Amasau, señala que al menos el 91% de sus tierras fueron usurpadas, de estas el 62.7% del territorio está destinado a las labores agrícolas, y el resto para despale y potreros.

Wycliff Diego, Presidentes del Mupia, destacó que la mayoría del territorio indígena está en manos del los colonos y todo eso era bosque.
“Para ellos no hay frontera para respetar nuestros territorios, pero como ya tenemos buen grado de madurez, consideramos necesario platicar civilizadamente, y pedimos la creación de una comisión mixta que trabaje el tema y ver cómo vamos a resolver el problema y no entrar en conflictos. El pueblo es pobre y está cansado de los choques. Si nos metemos a la confrontación, eso lo que trae es más pobreza y desgracia”, expresó Diego.

Comentó que la Costa Atlántica tiene muchas riquezas y potencial económico, pero la autonomía solo ha sido utilizada en su beneficio por algunos que se autonombran representantes indígenas, pero no para el desarrollo de toda la población.

Osorno Coleman Salomon, también del directorio Mupia, dijo que su organización no está interesada en los conflictos partidarios, tal como la ha hecho en la Asamblea Nacional el diputado Brooklin Rivera, a quien desconocen como representante de las comunidades indígenas, viéndole solo como simple político del partido Yatama.

Law expresó que otros de los aspectos importantes presentados en la propuesta, son el rescate del Símbolo de las Luchas de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, la incorporación de territorios del Alto Coco a la RAAN, y la creación de municipios. Así también la demanda de atención para los 5,000 buzos, y no aplicar la prohibición del buceo en la pesca de la langosta hasta que exista una reconversión laboral. Al menos se han planteado 17 iniciativas por parte del Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura, y el costo para ello son US$23 millones, que hasta el momento siguen en proyecto.

Los representantes del Mupia estarán a la espera de la respuesta del Poder Ejecutivo a sus demandas, de no ser así aseguraron que utilizarán otros recursos por las vías cívicas y legales hasta encontrar una solución al grave problema.

El Nuevo Diario intentó conocer la posición del diputado Brooklin Rivera, pero su teléfono es contestado por una asistente que solo pide el número del periodista y asegura que se regresará la llamada, y cuelga sin conocer para qué se le llama. Evidentemente, no hubo respuesta.