•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De la reunión que hoy sostengan representantes de dos federaciones de taxis, 95 asociaciones del sector, 14 centrales y uniones de cooperativas, en las oficinas de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis, Fenicootaxi, dependerá que en los próximos días el transporte selectivo funcione con normalidad o inicie un nuevo paro en Managua.

Lo anterior surgió tras un encuentro que sostuvo ayer una comisión de taxistas con el Secretario del Concejo, Enrique Armas.

Los transportistas exigen más subsidio de combustible, la clausura de los permisos de operación de las caponeras, y la renovación de las placas vencidas.

Los agremiados también insisten en la entrega de sus títulos de propiedad así como en la eliminación de la circulación de caponeras en la capital.

Desde las ocho de la mañana de ayer, alrededor de 300 taxistas se plantaron en las afueras de la Alcaldía capitalina, a la espera de que las autoridades recibieran a una comisión gremial. Sin embargo, estos fueron atendidos hasta las 12 del mediodía y salieron tres horas más tarde, sin ningún acuerdo.

Cabizbajos y sin obtener respuesta a las demandas que desde hace un mes introdujeron más de 100 representantes de diferentes cooperativas de taxis, salieron del encuentro los 16 agremiados que participaron en la reunión.

“Viendo la burla que estamos recibiendo de parte de las autoridades, estamos en la incertidumbre. Vamos a reunirnos la dirigencia para ver qué acciones tomamos, por lo cual esto podría recrudecerse en los próximos días. Hemos actuado coherentemente, pero no nos gusta la actitud de las autoridades”, señaló José Merlo, presidente de la Unión de Cooperativas Independientes de Taxis.

La incomodidad de Merlo es por la nueva disposición de la municipalidad, de realizar la negociación con solo tres representantes de ese gremio.

Participará el gobierno central

El único acuerdo a que llegaron los taxistas con el funcionario, es la reanudación de la negociación el próximo miércoles, cuando participaría una comisión de transporte de la municipalidad, integrada por autoridades municipales y del Gobierno central.

“Tenemos la variante de la cantidad de delegados que ellos plantean que asistan a la mesa. Nosotros planteamos que deleguen a tres compañeros para participar en la instalación de la mesa; nuestras autoridades superiores van a delegar a quienes van a participar. Ellos quieren ocho representantes, pero nuestro planteamiento son tres”, indicó Armas.

Sin embargo, los taxistas rechazaron la propuesta de Armas, ya que ellos insisten en que quieren una mayor participación de los representantes del sector selectivo.

“De esas 19 centrales y uniones que son las que gobiernan el transporte selectivo en Managua, 16 estamos  agrupados, y ahora quiere que reduzcamos esas 16 representaciones en dos y que los delegados sean solo tres personas; no podemos hacer eso. Queremos una solución definitiva a nuestros problemas y queremos a todos los representantes unidos”, dijo William León, presidente de Fenatrar.

En similares términos se refirió José Vidal Almendárez, presidente de Fenicootaxi, quien señaló que no están de acuerdo con la reducción de la representación de los agremiados.

“No sé qué pretenden con eso. En esa reunión (la del próximo miércoles) íbamos a definir  un equipo ejecutivo que podría ser integrado por ocho o diez representantes, y de repente él (Armas) está hablando de solo tres delegados”, comentó.