•   Lisboa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que sería "un revés muy grande" perder en la Corte Internacional de Justicia, CIJ, el juicio entre su país y Nicaragua sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia.
       
No obstante, en declaraciones a los periodistas en Lisboa, donde concluye hoy una visita oficial, Santos aseguró que se siente "muy tranquilo" y optimista sobre la sentencia que emitirá el próximo lunes la CIJ.
       
"Tenemos la seguridad de que se ha actuado de forma correcta; cuando este Gobierno asumió el poder analizamos la situación en profundidad y nos convencimos de que los anteriores dirigentes habían hecho lo que debían y por eso defendemos la misma postura", explicó.
       
El contencioso se derivó de una demanda interpuesta en diciembre de 2001 ante la CIJ por el Gobierno nicaragüense tras declarar inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas, de 1928.

Nicaragua reclamaba entonces su soberanía sobre todo el territorio de ultramar y la fijación de una frontera marítima.

En un fallo preliminar de 2007, el tribunal internacional confirmó que las islas mayores de San Andrés, Providencia y Santa Catalina son colombianas, y se declaró competente para establecer un límite en el mar al determinar que no existía ninguno, derribando la vieja tesis colombiana del meridiano 82, y, además, decidirá sobre la soberanía de otros accidentes de la zona.

En opinión del presidente colombiano, "las pretensiones de Nicaragua son bastante audaces", y él espera una sentencia favorable a los intereses de Colombia.