•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“No ceder mucho”. Esa es una de las posiciones que mantendrán los taxistas de las más de 95 cooperativas de la capital, quienes exigen a las autoridades municipales y gubernamentales la presencia de 11 de sus representantes en la mesa de negociación que se instalará el próximo miércoles.

Los miembros del sector selectivo se reunieron ayer en horas de la tarde para reagruparse y definir las acciones que tomarán en los próximos días.

Los taxistas aseguran que el 21 de noviembre llegarán a las instalaciones de la comuna capitalina, apoyados por sus miembros, y esperan a unos 1,500 miembros junto con sus vehículos, como una medida de presión para que las autoridades les den respuesta satisfactoria.

Juan José Urrutia, vicepresidente de la Federación Nacional de Transportistas Revolucionarios, Fenatrar, indicó que hasta ahora las autoridades municipales lo que quieren es condicionarlos al decirles que tomen lo que les ofrecen o se quedarán sin nada.
 

Arbitrariedad

“Esa es una forma arbitraria, por eso nos levantamos y después volvimos a dialogar, pero el problema es que los funcionarios de la alcaldía no manejan el problema del transporte”, señaló Urrutia.

Agregó que ellos son parte de las 16 organizaciones de taxis de la capital y merecen ser escuchados. Por otro lado, dijeron que no están de acuerdo con que  incluyan en la mesa de negociación a representantes de cooperativas aliadas con las autoridades municipales.

Urrutia señaló que ya les enviaron carta a las autoridades gubernamentales donde resaltan que es necesario que se revise el subsidio, se ordene el transporte y que funcione el Consejo Técnico del Irtramma, que según ellos, dejó de funcionar hace varios años.

“Consideramos que su gobierno debe tener como objetivo revisar el plan de modernización y reajustarlo de acuerdo a nuestra realidad del sector y economía del país”, resalta la misiva enviada a las autoridades gubernamentales.

Por su parte, Reynaldo Bermúdez, directivo y miembro de Fenicootaxi, señaló que van a tener una movilización fuerte el día de la reunión en la alcaldía. “En base a la negociación vamos a proceder, llevamos propuestas, si no se dan (las respuestas), tenemos un plan B, vamos a valorar, pero no bajaremos mucho”, resaltó.

El secretario del Concejo, Enrique Armas, se mostró muy parco el pasado 14 de noviembre, cuando los taxistas llegaron a protestar a la comuna, pues les dijo que solo tres personas del gremio pueden estar presentes en la negociación. Los dirigentes aseguran que por lo menos tienen que estar 10, de lo contrario no se reunirán.