•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos años y seis meses de prisión solicitó el Ministerio Público para Steven Rosales Manzanares, uno de los dos involucrados en la muerte del estudiante universitario, Bayardo Pérez Baltodano, luego de que este se declaró culpable por la autoría de los delitos de portación ilegal de arma y amenazas de muerte con arma.

Mientras que el abogado defensor, Enrique Chavarría Meza, pidió la suspensión de la pena para Rosales, alegando que su representado no tenía antecedentes penales, y para ello propuso la custodia de dos familiares.

Esta petición fue rechazada por el fiscal Pérez Alvarado, señalando que este beneficio solo puede ser otorgado por los jueces de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria y no por el judicial juzgador.

Rosales admitió los hechos ante la jueza Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital, Mariana Gómez, quien hoy inicia el juicio contra el segundo acusado, Luis Alexander Cordero Sánchez, quien enfrenta cargos por asesinato en perjuicio del universitario ultimado de un impacto de bala en la discoteca “Broder”, la madrugada del pasado 22 de septiembre.

Al aceptar su culpabilidad el reo trató de justificar su proceder expresando que al ingresar a la discoteca portaba la pistola con que amenazó a la víctima, porque no quiso dejar su arma en el vehículo que se transportaba por temor a que se la robaran.

Durante la audiencia de debate de pena, el fiscal auxiliar, Róger Alvarado Pérez, señaló que Rosales al portar de manera ilegal un arma, no solo puso en peligro la integridad física del ahora occiso --Bayardo Pérez Baltodano--, sino también la de las otras personas que estaban en el centro nocturno.