•   Waspam, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las protestas que realizan desde el pasado lunes cientos de pobladores del municipio de Waspam, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, no han tenido eco en las autoridades del gobierno, quienes aún no han buscado un acercamiento con los manifestantes y el poblado sigue paralizado.

Los comerciantes y transportistas de Waspam han reportado pérdidas por el paro total aquí, que incluye la suspensión de los vuelos entre este municipio y Managua, además del transporte terrestre y el acuático.

El alcalde José Osorno pidió ayer a los líderes de los manifestantes, que conformen una comisión para viajar a Managua y buscar un dialogo con las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, ya que la principal demanda se centra en los altos cobros en las facturas de energía.

Pero la oferta del edil fue rechazada por los protestantes, ya que los pobladores consideran una discriminación por parte de los ministros del gobierno, el silencio que mantienen sobre las demandas de aprobar un subsidio para energía eléctrica y el agua potable en este municipio caribeño.

“El alcalde nos pidió que formemos una comisión de 16 personas para ir a negociar a Puerto Cabezas, donde llegaría un emisario del gobierno, pero aquí la mayoría de la población no acepta eso. Tampoco estamos dispuestos a ir a Managua a realizar acuerdos a espaldas del pueblo”, aseguró el síndico de Waspam, Lamberto Chow, líder de la protesta.

Chow añadió que los pobladores han pedido que llegue una comisión a negociar a Waspam, para quienes habrá garantías a su integridad física y enfatizó que esta protesta no es política, sino social.

“Si un ministro o una comisión quiere que negociemos, que vengan a Waspam; somos un pueblo pacífico y le garantizamos seguridad a su integridad”, comentó Chow.

Tensión continúa

En tanto, la tensión continuó ayer en el municipio, luego de que los manifestantes entraran una vez más por la fuerza a la delegación de ENEL.

Los manifestantes se llevaron empujada una camioneta de ENEL y amenazaron con quemarla, sin embargo, decidieron dar tiempo a las autoridades para que respondan a sus demandas.

La camioneta permanece en el parque central de Waspam, donde todos los días se concentran los manifestantes, mientras continúan las quemas de llantas en diferentes sectores del municipio.

Ayer los pobladores decidieron encender las plantas eléctricas para evitar mayores pérdidas en los productos perecederos del sector comercio, pero tras unas horas de energía, volvieron a apagarlas.