•  |
  •  |
  • END

Una casa comunal del barrio “Arlen Siu”, de Managua, es objeto de disputa de dos organizaciones, cada una de la cuales dice tener la representación de los pobladores y el derecho de administración de la misma, en la que funciona un preescolar.

La casa, ubicada del restaurante El Madroño siete cuadras arriba y una al lago, fue construida con el apoyo de la cooperación holandesa, y hasta hace poco estaba a cargo de la Asociación Comunitaria de Villa “Arlen Siu”, que preside Sergio Osejo Tinoco, pero miembros del Consejo del Poder Ciudadano, CPC, de ese barrio, se apoderaron del inmueble alegando que Osejo no tiene la representación de los pobladores.

Osejo afirmó a EL NUEVO DIARIO que él propuso a los miembros del CPC que trabajaran coordinadamente para que ellos obtuvieran recursos del gobierno y él de la cooperación holandesa, a fin de continuar trabajando por la comunidad, pero que su propuesta fue rechazada.

Dijo que habló del problema con altos representantes de los CPC, con la Alcaldía y con otras instituciones, pero que les dijeron que no podían hacer nada porque se trata de un asunto político.

Osejo convocó a una asamblea el domingo para tratar de resolver el conflicto por la administración de la casa comunal, pero ambas partes no llegaron a ningún acuerdo.

Señaló que los miembros de los CPC quieren utilizar la casa comunal para sus actividades políticas, mientras que él pretende que sirva para actividades de la comunidad, como el preescolar, el consultorio médico, una academia de belleza y canchas deportivas.

Versión de los CPC
Por su parte, Rigoberto Arrechavala, coordinador de proyectos del CPC de ese barrio, rechazó los señalamientos de Osejo y aseguró que éste pretende quedarse como el dueño de una casa que es propiedad de la comunidad.

Recordó que él empezó en la directiva que ayudó a construir la casa, pero que tras la salida del país del presidente de la organización, Osejo, quien entonces era tesorero, conformó una asociación y se autonombró presidente, y desde entonces ha pretendido estar al frente de la propiedad, sin tomar en cuenta a la comunidad.

Adrián Pineda, secretario político del Frente Sandinista en dicho barrio, quien se presentó a la asamblea a brindar su apoyo al CPC, mostró una lista de personas con sus respectivas firmas, las que supuestamente están rechazando a Osejo como administrador de la casa comunal.

“Lo que queremos es que los proyectos del Estado lleguen a la comunidad y tener este local para las consultas médicas, educación y otros beneficios”, apuntó.

Pineda añadió que hay proyectos de organismos locales que están apoyando a los pobladores del barrio, pero que le habían solicitado la llave a Osejo para ese objetivo y se había negado a entregarla.

Dijo que llevaron a cabo una asamblea en la calle junto con la comunidad y se levantó un acta con un abogado, con lo cual ellos decidieron hacerse cargo de la casa. Añadió que habían propuesto a Osejo trabajar coordinadamente en proyectos de la comunidad, pero que no había querido.

Rigoberto Arrechavala, coordinador de los CPC, dijo que la asociación comunitaria que dirige Osejo no funciona como tal, porque sólo una persona se lucra, ya que de siete miembros que comenzaron, solo él quedó y ha estado haciendo lo que quiere con la casa comunal.

Indicó, además, que Osejo no tiene apoyo de la comunidad, por lo que busca a gente de otro barrio para que lo respalde, además de que la casa la están usando para uso comunal y no del partido Frente Sandinista.

El conflicto se trasladará a los juzgados, ya que Osejo aseguró que demandará a Adrián Pineda, porque según él, lo ha andado señalando de estar robando, porque supuestamente recibe dinero para la administración de la propiedad.

Visitará también a algunos representantes del partido sandinista, como Edgardo Cuarezma, coordinador de los CPC de Managua, para tratar de que interceda ante el CPC del barrio “Arlen Siu” y se resuelva el conflicto por la casa comunal.