•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 800 atletas entre niños, jóvenes y adultos con alguna discapacidad física, pero con el ímpetu de competir sin impedimento alguno en disciplinas deportivas como lanzamiento de jabalina, lanzamiento de bala, carrera con impulso y carrera sin impulso, participan desde este viernes en los VI juegos Paralímpicos Olimpipitos 2012.

Delegaciones de atletas con discapacidad de 60 municipios del país, participaron la tarde de ayer en el acto de inauguración de los Juegos Paralímpicos, luego de emprender una caminata-desfile desde la Rotonda El Periodista hasta las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Deportes, IND, en Managua.

Desde ayer viernes hasta el domingo, los niños, jóvenes y adultos con capacidades diferente competirán en esta jornada, cuyo principal interés es motivar, rehabilitar y recrear a estos atletas que darán todo por el todo en el terreno de juego, según Nidia Torres Presidenta nacional de los Pipitos.

Los atletas que compiten, según Torres, presentan distintos tipos de discapacidad como el Síndrome de Down, parálisis cerebral, retardo mental, personas en sillas de ruedas, pero todos participan con la agalla de competir y divertirse en estos VI juegos Paralímpicos, que con muchos esfuerzo realizan desde hace seis años la Asociación de Padres de Familias con Hijos Discapacitados, “Los Pipitos”.

Desde hace siete años

Desde el 2005, los padres de familia organizan la Olimpipitos con el propósito de demostrar el esfuerzo, el espíritu deportivo y emprendedor que desarrollan niños y adolescentes en medio de sus limitaciones.

“De las lágrimas a la esperanza”, es el lema de esta jornada deportiva que se enmarca, también según Torres, en el 25 aniversario de fundación de Los Pipitos

Los 800 atletas participantes este año, tendrán un premio de participación; sin embargo, a los primeros, segundo y tercero lugares se les otorgará un reconocimiento por el esfuerzo alcanzado.” Aquí todos ganan”, dijo Torres.

El ejemplo de estos jóvenes en Nicaragua fue patentizado por Gabriel Cuadra Holmann, quien rompió un récord continental en los 800 metros en los Paralímpicos de Londres 2012.

El muchacho compitió en carreras de 200, 400 y 800 metros planos. En la última, batió el récord americano en un Paralímpico.

Se trató de un gran logro personal para un joven que vivió su niñez tratando de superar una parálisis cerebral, y luego de pasar por procesos de rehabilitación, fisioterapias, atención psicopedagógica y neuroestimulación.