•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Acercándose las festividades marianas y de Navidad, el poco orden de seguridad en el Mercado Oriental se dificulta y tras el mar de gente que visita a diario el más grande centro de compras del país, la delincuencia también prolifera en estas épocas.

En este mercado, compuesto por más de 120 manzanas de terreno, el grupo de vigilantes “Los Dantos” espera duplicar el número de voluntarios, de 40 a 80, durante estas festividades, para intentar mermar la cantidad de robos.

Desde el pasado 22 de noviembre los trabajadores estatales comenzaron a recibir su aguinaldo, desde ese día miles de personas se desbordaron hacia el Mercado Oriental para hacer sus compras de fin de año.

Carlos Barberena, coordinador de “Los Dantos”, indicó que desde el 21 de noviembre que la Policía Nacional anunció su plan para cuidar el aguinaldo, ellos también aperturaron el plan “Mecate Corto” para dar seguridad a los compradores.

Barberena señaló que con tres días de haber iniciado el plan, ya han detenido a cuatro delincuentes.

Las zonas críticas

“Las zonas críticas que tenemos ahorita son El Callejón de la Muerte, El Calvario, El Novillo y El Gancho de Caminos”, señaló Barberena, quien dice que al menos tres incidentes diarios están registrando en esos puntos.

Para ingresar con rapidez, una comisión interinstitucional conformada por la Defensa Civil, Bomberos y autoridades de Commema habían ampliado poco a poco las principales calles de acceso al mercado, sin embargo en esta época la situación regresa a un nivel crítico, pues los tramos florecen con rapidez en medio de las calles, imposibilitando el paso a peatones y vehículos.

En el área de El Gancho de Caminos, los puestos de verduras y venta de colchones prácticamente han cerrado casi toda la vía que sirve de tránsito a más de 20 rutas del transporte colectivo que pasan por el lugar.

Fidel Morales, comerciante del mercado, indicó que si bien ya están teniendo mejores ventas, la seguridad sigue siendo un problema.

“La Policía Nacional nos había dicho que iban a poner agentes en cada una de las entradas del mercado, pero no los miramos. Esto cada vez se va a llenar más y es peligroso, nosotros vemos cuando están asaltando a la gente, pero no nos metemos porque al día siguiente nos pueden pasar la cuenta”, señaló Morales.

Antonia Miranda, una compradora, indicó que ella ya lleva escrito qué va a comprar, incluso hasta tiene identificados los puntos que busca, para no andar dando muchas vueltas; “traigo lo menos posible y vengo a lo fijo, porque si lo ven a uno medio despistado, le roban”, comentó.

La Policía Nacional destinó 15 mil agentes para cuidar el aguinaldo, mediante un vasto plan a nivel nacional.