•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Presidente colombiano Juan Manuel Santos decidió este sábado, luego de 6 días de inflexibilidad ante el fallo de la Corte Internacional de Justicia, entrar en contacto con el Gobierno nicaragüense por medio de su canciller María Ángela Holguín, decisión que para expertos en Derecho Internacional “no debe significar que Colombia, en un diálogo, pretenda obtener concesiones de Nicaragua que no le fueron dadas por el fallo de la CIJ”.

Ayer en horas de la mañana el presidente colombiano Juan Manuel Santos giró instrucciones a su canciller, María Ángela Holguín, para que entre en contacto directo con el Gobierno del presidente Ortega, decisión considerada como sensata en Nicaragua por excancilleres consultados por El Nuevo Diario.

“Le pediré a la canciller (María Ángela Holguín) que entre en contacto directo con el Gobierno de Nicaragua para manejar esta encrucijada con prudencia y respeto”, dijo ayer el presidente colombiano Juan Manuel Santos, en su cuenta de la red social Twitter, luego de que por una semana se negara públicamente a acatar la sentencia de la CIJ.

Intentamos comunicarnos con el canciller nicaragüense Samuel Santos, para saber la posición de Nicaragua con respecto a la decisión de Colombia, pero en un primer intento el diplomático nos dijo que se encontraba en una reunión. Posteriormente llamamos y las llamadas ya no fueron atendidas.

Analizar estrategia con mucho cuidado

Herdocia ante el nuevo giro y decisión del presidente Santos, recomendó a Nicaragua analizar cuidadosamente su estrategia de diálogo, el cual a su criterio debe estar orientado dentro del fallo de la CIJ, que otorgó al país sudamericano la soberanía del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y a Nicaragua le reconoció dos tercios de un territorio marítimo rico en pesca y recursos naturales que Colombia usurpaba basándose en el Tratado Esguerra-Bárcenas.

“Hay que señalar que la naturaleza de este diálogo debe estar orientado a facilitar que el cumplimiento de la sentencia sea lo menos traumático posible y jamás a tratar --en este caso Colombia-- de obtener concesiones que no le fueron dadas por el fallo de la Corte Internacional de Justicia, CIJ”, dijo Herdocia.

"Es la primera señal, pero hay que esperar"

Para el diputado presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Jacinto Suárez, es sensata la decisión del mandatario colombiano de entrar en contacto con Nicaragua para la implementación del acuerdo (el fallo de la CIJ).

“Hay que esperar, hay que tener paciencia, pero esta es la primera señal. Vamos a ver cómo lo asimila el Gobierno de Nicaragua y después a qué nivel lo van a hacer (el diálogo) y seguramente en el momento oportuno se sabrá cómo van a ser las cosas”, dijo el diputado Suárez, quien agregó que el mandatario colombiano está encontrando el camino civilizado.

El legislador señaló que una decisión extrema de Colombia condenaría a ese país a un aislamiento, pero considera que el país sudamericano no tendrá de otra, sino acatar el fallo de la CIJ.

Coordinarse para cuidar zona

Por su parte el excanciller nicaragüense Norman Caldera dijo que esperaba esa decisión acertada de Colombia y recomendó hacer un equipo entre ambos países para cuidar esa zona donde existe delincuencia internacional.

“Acuérdese de que esa es una zona donde hay delincuencia internacional, y los dos países deberían de colaborar para que se mantenga el control sobre la zona”, dijo Caldera.

El exdiplomático recordó que los fallos de la CIJ son de ineludible cumplimiento y que afortunadamente Colombia reflexionó sobre eso.

En San Andrés no quieren diálogo

En tanto, el presidente de la Asamblea del departamento de San Andrés, Aelington Howard, en declaraciones a RCN Radio, criticó la iniciativa del presidente Santos para solucionar la crisis de los pescadores en el archipiélago y calificó de absurdo que el Gobierno colombiano quiera dialogar hasta ahora con Nicaragua, teniendo esa oportunidad durante el litigio en la CIJ.

“Colombia no asumió en su momento la posibilidad de reunirse, veo hoy que la gran noticia y la gran salida por parte de la Cancillería, sea ir a hablar con Nicaragua”, dijo Howard a RCN Radio.

Explicó que durante los más de 10 años de litigio, la Corte dio un plazo para que los países (Colombia y Nicaragua) intentaran mediar sus diferencias, pero en ese momento no hubo acercamientos, y reiteró que el único camino posible para Colombia es no acatar la polémica sentencia.