•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos 90 personas que fueron estafadas por un hombre en la administración anterior del anexo al Cementerio Norte, situado en el barrio San Juan, recibieron 46 lotes en la parte delantera del camposanto, con la condición de que construyeran un muro. Sin embargo, la Junta Directiva del cementerio se opone y solicita la destrucción del mismo.

Coralia Ramírez, una de las afectadas, comentó que su hermano falleció el año pasado y que ella tenía un lote, pero que su hijo no encontró el título, por lo que Ricardo Segundo Chamorro, de la directiva anterior, se ofreció para venderle un lote en C$9,000.

“Meses más tarde reventó el problema de que este hombre había revendido los lotes a más de tres personas. El primer dueño quiere sacarnos, pero el Minsa no da autorización de salir de ahí”, dijo la perjudicada.

La Junta Directiva del anexo hizo un acuerdo con la Junta Directiva del Cementerio Central y con las autoridades de la comuna. Se firmó un documento en el que ambas partes están de acuerdo en el levantamiento del muro perimetral en la parte frontal, del lado oeste del anexo.

Para Marta Auxiliadora Álvarez, otra de las afectadas, existe una mala intención, porque la construcción del muro no afecta a nadie, y ya se firmó un acuerdo de directiva a directiva, representantes del anexo.

Los afectados mencionaron que la Junta Directiva del anexo no está cobrando ni un córdoba, lo único que ha pedido es la construcción del muro para proteger a los difuntos.

“Hemos prestado dinero para construir el muro y así tener derecho a un lote donde sepultar a nuestros deudos; si ellos estuvieran pasando por la misma situación harían lo mismo”, dijo Aura Lila Gutiérrez, otra perjudicada.

El Nuevo Diario trató de obtener la versión de la Alcaldía de Masaya, pero los funcionarios no estuvieron disponibles ayer. Según una de las partes en pugna, el propio alcalde, Félix Trejos, autorizó la construcción del muro, por lo que acudirán este miércoles al Concejo.

Por su parte, Carlos Robleto asegura que el muro les perjudica porque en ese lugar se colocan las ventas de flores, y este año tuvieron que ubicarse sobre la vía de dos carriles, lo que pone en peligro las vidas de las mujeres.

La Junta Directiva del Cementerio Norte dijo que agotará las instancias administrativas para que prohíban la construcción del muro.