•   La Paz Centro  |
  •  |
  •  |
  • END

La jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera ofreció anoche el pésame a la madre del adolescente, Luís Ángel Vargas Salgado y prometió y aseguró que harán justicia por su muerte a manos de tres miembros de la Policía de La Paz Centro y junto a la población trabajarán para reestablecer la confianza en la institución.

Granera llegó caminando a la casa de los familiares de Vargas a eso de las 10:30 de la noche en compañía de un grupo de pobladores, especialmente jóvenes, con quienes minutos antes se había reunido en la Iglesia San Nicolás de Tolentino.

Dos de los jóvenes que antes habían expresado su indignación por la forma como murió Vargas, caminaron tomados de la mano de Granera hasta la casa del adolescente. Mientras se fundía en un abrazó con la madre del adolescente, la jefa policial le expresó que llegaba ahí no sólo como jefe de la Policía, sino como madre porque tiene un hijo de la edad del menor y siente el dolor que la embarga.

Informó que llegó directamente del Aeropuerto, procedente de Nueva York donde se encontraba en una reunión, para darle el pésame a la familia y escuchar lo que tiene que decir la población.

“Lamento profundamente lo sucedido desgraciadamente y no queda más que prometerles y asegurarles que se hará justicia,  me duelen los sucesos, donde se destruyó la instalación de la Policía, porque la violencia no nos lleva a nada”, expreso al dirigirse a la población congregada en la iglesia.

Después de escuchar expresiones de condena por la muerte del menor y quejas por violaciones que han sucedido de parte de oficiales, Granera adelantó que van a remover a todos los oficiales que estaban en la delegación de La Paz Centro para poder reestablecer la confianza en la institución.  

“Se que es una relación que ya estaba dañada, me preocupa más que reconstruir la unidad, reconstruir la unidad de la Policía con la población, de servicio de parte de la institución y respeto de la población”, expresó Granera.