Edgard Barberena
  •  |
  •  |


La Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó este martes al Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, el estado de Nicaragua no ha cumplido en su totalidad la sentencia emitida en el caso de Yatama, entre ellos reformar la Ley Electoral.

Nancy Marín Espinoza, portavoz en Costa Rica de la Corte Interamericana, dijo a EL NUEVO DIARIO que el alto tribunal interamericano indicó que Nicaragua aún está pendiente de adoptar las medidas legislativas necesarias para establecer un recurso judicial sencillo, rápido y efectivo que permita controlar las decisiones del Consejo Supremo Electoral, CSE, que afecten los derechos humanos y políticos.

Según la Corte Interamericana, "independientemente de la regulación que cada Estado haga respecto del órgano supremo electoral, éste debe estar sujeto a algún control jurisdiccional que permita determinar si sus actos han sido adoptados al amparo de los derechos y garantías mínimas previstos en la Convención Americana".

Nicaragua "debe reformar la Ley Electoral N° 331 para que la misma regule con claridad las consecuencias del incumplimiento de los requisitos de participación electoral, los procedimientos que debe observar el Consejo Supremo Electoral al determinar tal incumplimiento y las decisiones fundamentales que al respecto debe adoptar dicha institución, así como los derechos de las personas cuya participación se vea afectada por una decisión del Estado.

Por no haber cumplido con su sentencia integralmente, la Corte dio a Nicaragua hasta el 8 de diciembre de este año para que le informe sobre las medidas adoptadas para implementar las reparaciones ordenadas. Asimismo, le informó que evalúa la posibilidad de celebrar una audiencia privada para dar seguimiento al caso.

La sentencia del caso se da por la violación de los derechos políticos de los candidatos y candidatas de la agrupación indígena Yabti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka (Yatama), quienes fueron excluidos por el Consejo Supremo Electoral nicaragüense, en forma arbitraria, de las elecciones municipales del año 2000.

CEJIL y CENIDH esperan que el Estado de Nicaragua cumpla con la sentencia de la Corte Interamericana y garantice el respeto a los derechos políticos de las y los nicaragüenses.

A pesar de la condena, el Estado "continúa violando los derechos políticos de sus ciudadanos al anular recientemente la personalidad jurídica de dos partidos políticos: el Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y el Partido Conservador, PC. Estos partidos presentaron recursos ante la Sala de lo Constitucional y ante el Consejo Supremo Electoral, respectivamente, no obstante, ambos recursos están pendientes de resolución.

De mantenerse la decisión del Consejo Supremo Electoral, el MRS y el PC no podrán participar en las elecciones municipales que se llevarán a cabo en noviembre de este año, repitiéndose la historia de YATAMA.

Vale recordar que las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos son de cumplimiento obligatorio para los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) que han aceptado su competencia.