Rafael Lara
  •   Somoto, Madriz  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Buscando solución al problema de violencia intrafamiliar, el abuso sexual, el embarazo adolescente y la delincuencia juvenil, las comisiones de la niñez y adolescencia en los municipios de Somoto, Telpaneca y San Lucas, emprendieron una campaña municipal enmarcada en el proyecto “Articulación del Sistema Nacional de Defensoría de la Niñez y Adolescencia en Nicaragua”.

Las organizaciones Terra Nuova, el fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, y las municipalidades mencionadas son las que implementan este proyecto en el cual se da asistencia técnica a adolescentes y se les capacita en sus derechos y deberes de la niñez, además de sus derechos sexuales y reproductivos.

Embarazos en adolescentes
Juan Moreno Díaz, coordinador de la comisión de la niñez y la adolescencia de San Lucas, comentó que en su sector la situación es grave, a tal medida que es en el departamento de Madriz, la más alta incidencia en violencia intrafamiliar, violencia contra la mujer y en embarazos adolescentes.

“El mayor problema de las violaciones es muchas veces la lejanía de los casos y la policía no visita el territorio alegando falta de recursos. Así, aunque la comisión de acompañamiento a la victima, después de lograr llegar a la víctima y sacarla para hacer la denuncia, 72 horas de ocurrido el hecho las pruebas para el médico forense no resultan contundentes, y sin testigos el caso fácilmente se desecha”, expreso Moreno.

Jessenia Gutiérrez, vice coordinadora de la comisión de San Lucas, considera triste que no se pueda impartir justicia en su territorio, por lo que los victimarios en la mayoría de los casos logran la impunidad, situación que cuando hay testigos estos prefieren no involucrarse por temor a represalias del delincuente.

“Otro gran problema es el abandono de la niñez, tenemos al menos 10 menores de edad, 4 niñas y 6 niños que fueron abandonados por sus padres. Esto tiene que ver con la pobreza de la zona, la migración hacia Costa Rica, El Salvador y España. También esta la irresponsabilidad de los padres, que o los dejan en las calles o los entregan a sus abuelos, quienes llegan a entregarlos al Ministerio de la Familia alegando que son muy ancianos y no pueden mantenerlos”, comenta Gutiérrez.

Gregorio Ramírez, representante del Movimiento Comunal, indico que la situación del embarazo adolescente tiene alta incidencia en San Lucas, pues representa el 80 por ciento de casos en el departamento, llegando a 35 los casos registrados de niñas entre los 12 y 14 años embarazadas en todo el departamento.

“Esto limita sus expectativas de vida y nos lleva a la pobreza. Considero que mucho de esto tiene que ver con la falta de educación sexual y reproductiva en el sistema educativo a partir de la década de los anos noventa. Así por ignorancia de sus derechos, su falta de conocimiento sobre la sexualidad o por la fe religiosa, la problemática se ha venido agravando”, dijo Ramírez.

Violación sexual en la impunidad
Maura Córdoba, delegada municipal del Ministerio de la Familia, señaló que hasta el momento continúan los juzgados aplicando el antiguo código penal, y están en espera de que arribe un nuevo juez técnico con la esperanza de que los violadores no sigan quedando en la impunidad.

“Esperemos que con la aplicación del nuevo código no se sigan quedando sin justicia las victimas. Es de señalar que de 13 casos de violación en los juzgados, los jurados de conciencia solo condenaron a 1. Esto por las influencias religiosas y porque la mayoría de las violaciones surgen del seno familiar”, expreso Córdoba.

La presentación de la campaña es la segunda etapa del proyecto de defensoría de la niñez y la adolescencia impulsado por Terra Nuova y Unicef con la participación activa de la municipalidad, las comunidades más afectadas y con financiamiento de la cooperación italiana.

Fracesco Dal Pra, representante de Terra Nuova para este proyecto, comentó que el objetivo de la campaña es concientizar a la población, educándola, en especial a la niñez y adolescencia en sus derechos y deberes, articulando un modelo de consejería municipal y comunitaria.