•  |
  •  |
  • San Francisco, California / END

Las Purísimas comenzaron en San Francisco en este fin de semana con “La Gritería” de la ya popular celebración que la comunidad nicaragüense conoce como La Purísima del restaurante Las Tinajas, de la familia Chow Chag, que tiene como característica única ante las otras, que rifan entre los asistentes sin costo alguno docenas de regalos para adultos, que consisten en artículos útiles para el hogar, e imágenes de bulto. Entre ellas había una imagen de La Purísima y de un Niño Dios en grande, las que todos deseaban, y una buena cantidad de juguetes para los niños.

Con una asistencia de más de 600 personas a la iglesia Saint Finn Barr, comenzó una misa celebrada por el sacerdote José Pelagio, con el marco de cánticos del coro de la iglesia y la interpretación y dirección musical de Denis Ibarra, uno de los integrantes de la legendaria orquesta de Los Ramblers, quienes residen aquí.

Finalizada la Eucaristía, los presentes pasaron al salón de actos, que estuvo abarrotado. Las rezadoras de la familia Chow Chag, comenzaron con un rosario y después todo el local se impregnó de alegría y recuerdos a la tierra lejana al comenzar los tradicionales cánticos a Purísima Concepción de María y los constantes gritos de: “¿Quién causa tanta alegría?” “¡La Concepción de María!” “¡Viva Nicaragua!”, y más.

Entre tanto, en la espaciosa cocina del lugar, y conversando con Róger Chow, uno de los principales organizadores de la familia y uno de los propietarios del restaurante Las Tinajas --que por cierto es el único que sirve sólo comida pinolera--, nos decía que esa era la manera de ellos retribuirle a la comunidad nicaragüense, que les ha preferido por décadas en sus negocios. En largas mesas, en platitos de poroplás habían servidos más de 600 vigorones.

En iguales cantidades repartieron sándwiches de atún, paquetes con cajetas variadas, otros especiales para los niños con caramelos, sopa borracha, atol y una buena bolsa con frutas, entre otras cosas, y para tomar, tuvieron un delicioso cacao bien frío.

Todos los asistente salieron con barriga llena y corazón contento, y éste sólo ha sido el despegue de las celebraciones de las Purísimas nicas en California, vendrán muchas más en grandes en salones e iglesias, y otras realizadas en la intimidad de hogares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus