•   Corn Island/RAAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de dos mil pescadores artesanales, marineros y capitanes de barcos del municipio caribeño de Corn Island que se dedican a la captura de langostas enfrentan una severa crisis por los altos precios de los combustibles, la depreciación de los bancos de pesca y la caída del los precio internacionales de ese crustáceo.

El dirigente de los pescadores isleños, Eugenio Dixon, afirma que las dos empresas que exportan langostas bajaron el precio de 13 a 12.50 dólares (USA) por libra acopiada porque supuestamente en los Estados Unidos ha caído el valor de ese producto.

“Demandamos que el gobierno busque otros mercados para la langosta. He oído que en Europa y Japón pagan mejores precios por ese producto que en Estados Unidos”, indicó Dixon.

Otro pescador isleño que solicitó anonimato señaló que el alto costo de la gasolina y lubricantes que utilizan en las pangas es otro problema. “Un litro de gasolina vale más de 24 córdobas y el litro de lubricante rebasa los 70 córdobas” se quejó.

“No entiendo como es que existen convenios con Venezuela y el Estado no le da una solución a la problemática del combustible que está a punto de asfixiar a los pescadores”, se quejó.

Promesas
El domingo una delegación del gobierno encabezada por el Secretario de Desarrollo de la Costa Atlántica, Lumberto Campbell, el director ejecutivo de Inpesca, Steadman Fagoth, el Secretario del FSLN en la RAAS, Johnny Hodgson y el diputado de Yatama,
Brooklyn Rivera, viajaron a Corn Island donde se reunieron con un sector de pescadores para analizar la problemática de la industria langostera.

“Como siempre vinieron con las mismas promesas diciendo que gestionarán una revisión de la situación del combustible y el impuesto de este rubro (langosta). También anunciaron que estudiarán un financiamiento a los pescadores artesanales a través del banco paraestatal conocido como Caruna”, señaló Eugenio Dixon.

Según el dirigente de los pescadores, estas promesas son viejas y no sabemos si las cumplirán. Otros isleños que se dedican a la pesca de langostas se declararon decepcionados porque no se les tomó en cuenta.