• Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advirtió este jueves que no aplicará, al menos inmediatamente, el fallo por el cual la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya fijó el pasado 19 de noviembre, nuevos límites marítimos con Nicaragua.

"Yo he dicho que ese fallo vulneró muchos derechos de los colombianos y yo no voy a aplicar ese fallo hasta no garantizar que esos derechos están bien defendidos", precisó Santos al intervenir en Bogotá en una reunión de alcaldes de todo el país.

En su intervención, el mandatario anotó que su gobierno afrontará la situación creada por la CIJ, "con decisión y contundencia".

La CIJ resolvió una disputa entre Bogotá y Managua por el archipiélago de San Andrés, al determinar que todas las islas, islotes y cayos corresponden a Colombia, a la vez que trazó una nueva delimitación marítima que otorga a Nicaragua mayor soberanía sobre aguas del mar Caribe, en un fallo inapelable.

Con la delimitación, los cayos colombianos de Serrana y Quitasueño quedaron enclavados dentro de las nuevas aguas nicaragüenses, lo que Bogotá rechaza y considera un error de la Corte al haber "fraccionado" la unidad del archipiélago de San Andrés.

El gobierno asegura que el fallo contiene "vacíos e inconsistencias en la delimitación realizada", según señaló la canciller María Angela Holguín el miércoles al anunciar la denuncia del Pacto de Bogotá.

Mediante dicho pacto, suscrito en 1948, el país andino se comprometió a dirimir sus desacuerdos limítrofes con otras naciones de la región en el seno de ese tribunal de la Organización de Naciones Unidas (ONU).