Redacción Central
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua comenzaron hace pocos momentos la discusión de una amplia reforma a la ley fiscal, que, entre otras cosas, propone elevar el techo exento del Impuesto sobre la Renta, IR, a C$100,000, y el régimen de cuota fija a C$1,2 millones anuales, también aumentar la base de contribuyentes y disminuir la evasión fiscal.

La evasión fiscal en Nicaragua cuesta unos C$10,000 millones al año, según cifras oficiales.

La iniciativa, además, ordenará las exoneraciones y exenciones, que no serán afectadas en los próximos dos años, pero a partir de 2015 los sectores interesados podrán tener esos beneficios si demuestran que aumentan sus exportaciones, número de empleados, producción o aplican innovación tecnológica.

Asimismo, el proyecto plantea gravar cinco productos de la canasta básica, que, de acuerdo con el Gobierno, no son de consumo masivo. También se aplicará una tasa del 10% al alquiler de grandes edificios.

En el anteproyecto de ley se establece que los pequeños negocios con ventas mensuales de hasta C$10,000 quedarán exentos del pago de tributos.

La oposición, minoritaria en la Asamblea Nacional nicaragüense, propuso reducir el Impuesto del Valor Agregado, IVA, hasta el 12%, pero los sandinistas (mayoría) rechazaron esa medida, al decir que recortaría los ingresos por lo menos en C$900 millones anuales. En la actualidad el IVA en Nicaragua es del 15%.

La ley quedará totalmente aprobada a más tardar mañana sábado, aunque los diputados sandinistas han dicho que el propósito es sancionarla hoy mismo.