elnuevodiario.com.ni
  • San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

Las autoridades de Costa Rica anunciaron hoy que rescataron a seis mujeres extranjeras víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual en la turística provincia de Guanacaste, en el Pacífico del país.

La Dirección General de Migración informó en un comunicado que las mujeres rescatadas ayer son nicaragüenses y dominicanas, sin precisar más detalles por su protección, quienes eran obligadas a trabajar en un club nocturno cerca de la turística Playa Tamarindo.

Las autoridades detuvieron a una mujer nicaragüense nacionalizada costarricense de apellidos González Espinoza, como principal sospechosa de liderar una banda de trata de personas y quien fue denunciada de manera confidencial.

"La mujer aparentemente tenía retenidas a seis mujeres entre nicaragüenses y dominicanas, a las que les quitó sus pasaportes, dinero y demás documentos de identificación", indicó Migración en el comunicado.

La institución afirmó que "en la indagación las autoridades detectaron que la sospechosa no dejaba que sus víctimas abandonaran las instalaciones del club, puesto que las tenía amenazadas".

Las seis mujeres, todas mayores de edad, ingresaron de manera irregular a Costa Rica por la frontera con Nicaragua y "las mantenían en explotación laboral y sexual", señaló Migración.

Estas mujeres están bajo la protección de la oficina de Atención y Protección a la Víctima y el Equipo de Respuesta Inmediata (ERI) de la Coalición Nacional contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas (CONATT).

La sospechosa de liderar la red se expone a un castigo de hasta 15 años de prisión por el delito de trata de personas estipulado en la legislación costarricense.

El pasado 22 de noviembre la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) presentó en San José un estudio que determinó que los inmigrantes nicaragüenses y los indígenas panameños Ngäbes son personas altamente vulnerables a la trata de personas con fines de explotación laboral en Costa Rica.

Según datos de la Dirección General de Migración de Costa Rica, en el año 2011 se detectaron 72 casos de trata a extranjeros, mientras en lo que va de 2012 se contabilizan al menos 88.