•  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Banco Central, Antenor Rosales, admitió que la economía nicaragüense es vulnerable al alza de los precios del petróleo y a los fenómenos naturales.

El funcionario reafirmó en un programa de opinión en la televisión local que las proyecciones iniciales, de crecer 4,2 por ciento con una inflación de 7,5 por ciento, no se cumplirán por diferentes razones, principalmente externas y fenómenos climatológicos.

Entre ellas mencionó el alza en los precios del combustible, los contantes racionamientos de electricidad, el huracán "Félix" y las intensas lluvias que azotaron Nicaragua entre septiembre y octubre pasados, y el aumento en los precios de alimentos y bebidas. Manifestó que la economía crecerá de 3,7 a 3,9 por ciento y la inflación acumulada de 14,5 a 16,5 por ciento en el 2007.

Nicaragua calculaba crecer un 4,2 por ciento durante el 2007, con una inflación acumulada de 7,5 por ciento, si el precio promedio del barril del petróleo oscilaría entre 61,4 dólares a 65 dólares.

Economía vulnerable


El precio del barril del petróleo se cotiza a 94,86 dólares. Observó que Nicaragua es un país que depende en un 75 por ciento de la energía que se produce de los derivados del petróleo, con sus constantes alzas en los precios, por lo cual, dijo, "necesitamos producir una energía que no venga del petróleo".

En cuanto a la inflación, que durante los diez primeros meses del año alcanzó 10,71 por ciento, Rosales calculó que cerrará entre 14,5 por ciento a 16,5 por ciento, la más alta de los últimos nueve años.

En 1998 la inflación acumulada anual se situó en un 18,46 por ciento, la cifra más alta de los últimos 12 años, agregó Rosales.

Contener la inflación


El funcionario señaló que uno de las prioridades del gobierno es contener la inflación y lograr la estabilidad de los precios para no golpear "el bolsillo de los trabajadores".

El año pasado la economía nicaragüense creció 3,7 por ciento y la inflación alcanzó 9,4 por ciento, según cifras oficiales.

Pese a esas cifras inflacionarias, Rosales destacó que se han creado 50.000 nuevos empleos entre noviembre de 2006 y julio de 2007, que las exportaciones se han incrementado un 17 por ciento y en un siete por ciento las remesas familiares.

Las exportaciones de enero a septiembre de este año alcanzaron 1.005 millones de dólares, superior a los 859 millones de dólares registrados durante el mismo período de 2006, según el presidente del BCN.

Mientras, en remesas familiares del exterior, Nicaragua ha recibido durante los primeros nueve meses de este año 526 millones de dólares, 7,4 por ciento más de lo colocado en el mismo período de 2006.