•  |
  •  |
  • END

Pobladores del barrio “Medardo Andino”, de Ticuantepe, denunciaron que llevan más de quince días sin el servicio de agua potable, a pesar de que la Empresa de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, recientemente inauguró un pozo con el fin de evitar los racionamientos.

Don Gonzalo José Cruz Lacayo lamentó esta situación, pues en su hogar habitan doce personas, la mayoría niños. “Tenemos que buscar agua para que puedan tomar y bañarse, mientras la ropa sucia se acumula, y, para colmo, pasa una ‘pipa’ cada cinco días y sólo dejan dos barriles”, señaló el quejoso.

Lo que más molestia causa entre los habitantes, es que en junio Enacal inauguró un pozo de agua potable que iba a beneficiar a los más de 17 mil pobladores de este municipio.


Recibos llegan puntuales
Juan José Reyes expresó que a pesar de que pasan hasta quince días sin el vital líquido, los recibos llegan puntuales, y, para colmo, alterados.

“Antes llegaba el recibo de 150 córdobas, ahora me viene de 250 córdobas o más, pero paso la mitad del mes sin el servicio. Enacal debe resolver este problema y dar una solución a la población, pues los niños son los más perjudicados”, dijo Reyes.

Doña Isabel Ruiz comentó que ella mantiene un tanque de agua que acumula hasta cinco barriles de agua. “Con esto suministro agua a mis vecinos, pero tengo que estar pendiente el tiempo en que llega el agua, a veces viene en la madrugada. A veces suspenden el servicio por días y tenemos que esperar las ‘pipas’”, expresó.

EL NUEVO DIARIO visitó las instalaciones de Enacal en Ticuantepe para plantear las inquietudes de la población, pero no había ningún funcionario de esa institución. “El joven que se encarga del pozo no está, cerró las llaves y se fue a su casa”, dijo un vigilante contratado por esta empresa.