•  |
  •  |
  • END

Nicaragua tiene mucho potencial para generar su propia energía renovable y vender sustitutos de combustible fósil, expresó durante una entrevista brindada a EL NUEVO DIARIO la doctora Johana Mendelson Forman, asociada principal del Programa de las Américas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, en inglés), quien se especializa en el área de energías renovables.

Durante su visita al país, la doctora Mendelson Forman sostuvo una serie de encuentros con empresarios, ministros y con el Centro de Producción Más Limpia, de la Universidad Nacional de Ingeniería, con el fin de intercambiar ideas.

“El potencial de Nicaragua para la generación de energía es enorme, sin embargo, algo que notamos durante los encuentros es que aún se carece de un marco legal para invertir en energía. El país es atractivo porque hay potencial para energía eólica, hidroeléctrica, geotérmica, pero no hay un marco regulatorio, entonces los inversionistas no toman la decisión de iniciar proyectos porque casi todos los de este tipo son a largo plazo”, dijo la doctora Mendelson Forman.

Por su parte, el viceministro del Ambiente y Recursos Naturales, Roberto Araquistain, manifestó que en dicha institución fueron aprobados estudios de impacto ambiental, para comenzar a trabajar en función de buscar la independencia energética en Nicaragua.

“Se están realizando esfuerzos para modificar la generación de energía, y hay decretos que avalan esta producción de energía”, dijo Araquistain.


No hay que elegir
Ante la afirmación expresada por grupos ambientalistas sobre la disminución en la cantidad de alimentos para los países pobres, debido a que el maíz y la soya, entre otros, serán usados para producir biodiesel, la doctora Mendelson señaló que eso no ocurrirá en Centroamérica y el Caribe, porque son países que se beneficiarán de un elemento que tenían desaprovechado en el proceso azucarero.

“En Haití, donde estuve trabajando y comencé a especializarme en el tema de energías renovables, nos planteamos la necesidad de crear proyectos de generación de energía en los cuales las personas no tuviesen que escoger entre tener combustible o alimentarse, sino que aprovecharan lo que tenían a la mano. Así iniciamos con pequeños grupos, proyectos en los cuales a la par de alimentos, las personas cultivaban tempate y de allí extraían aceite para sus generadores; fue una buena opción que puede replicarse, porque tenemos que pensar en el ahora, a la par de en grandes proyectos que acaben con la dependencia del petróleo, que parte también de una campaña por optimizar la energía y su uso”, comentó la doctora.


¡Clase diferencia!
En Nicaragua, continuó diciendo la especialista, hay mucha oportunidad para el biodiesel de palma africana o tempate, que es una buena opción y sumamente rentable para cualquier país, porque mientras el barril de petróleo cuesta 104 dólares, por ahora, el barril de aceite de tempate puede andar por los cuatro dólares.

“La proporción que nosotros tenemos es que un galón de etanol cuesta 65 centavos, mientras el galón de petróleo cuesta cuatro dólares, entonces la generación de energía verde es muy rentable”, señaló.


Cambios van
Al ser consultada sobre la promesa de los candidatos a la presidencia de su país de cambiar la matriz energética de Estados Unidos en diez años, la doctora Mendelson Forman señaló que eso es algo que se realizará no importa quién gane las elecciones, porque ya están caminando dos leyes que propiciarán dicho cambio.

“Estas leyes tienen las metas que --Obama y McCain-- mencionan, pues se espera que en el año 2027 disminuyamos la dependencia en hidrocarburos, y este cambio se dará a partir de la mezcla de etanol y gasolina. Se espera dejar de usar de esta forma 36 mil millones de galones anuales que usamos; también está la meta de 25 en el 25, es decir, que en el año 2025 al menos el 25 por ciento de la energía que usamos provenga de una fuente renovable”, afirmó.

También la doctora Mendelson Forman manifestó que en los cambios que su país pretende impulsar, el rol de Centroamérica y el Caribe es muy importante, porque Estados Unidos no tiene la capacidad de producir el etanol necesario.

“En la actualidad Nicaragua está exportando etanol que se obtiene a partir de la caña de azúcar; esperamos que esta cuota se incremente y sobre todo que los ingenios azucareros continúen trabajando en amistad con el medio ambiente, porque en Nicaragua los ingenios aprovechan el metano para producir energía, y eso es positivo”, expresó.


Sólo tres por ciento
La doctora Mendelson Forman, quien es copresidenta de la Junta Directiva del Consejo Latinoamericano en Energía Renovable y ha trabajado con la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, comentó que el DR-Cafta no está siendo aprovechado aún por la región centroamericana en materia de exportación de biocombustibles.

“La cuota para los países de Centroamérica, para exportación de biocombustibles, es de siete por ciento de lo que produce Estados Unidos, sin embargo, en el caso de Nicaragua, por ejemplo, la cuota anda apenas por el tres por ciento, de forma que hay un mercado”, dijo.