• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

A casi seis meses de haber entrado en vigencia la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres o Ley 779, existe un sentimiento de resignación, revela un diagnóstico hecho por el Centro de Mujeres, Ixchen en tres distritos de la capital y en Tipitapa.

Eva Pérez Luna, Directora del proyecto “Empoderamiento de Mujeres para la Defensa de sus Derechos Humanos”, indicó que el referido estudio revela que las damas que sufren de violencia la reflejan en la manera de educar a sus hijos.

“Si una mujer fue víctima de violencia en su niñez, adolescencia o sufre a manos de su pareja, entonces ella cría de igual manera a sus hijos”, subrayó la directora del proyecto financiado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

El patrimonio familiar

El diagnóstico practicado en los distritos 4, 5 y 6 de Managua, que también incluyó Tipitapa, dejó al descubierto que entre las autoridades -- policías y jueces-- sigue habiendo rechazo o desconocimiento al delito patrimonial o económico en perjuicio de las mujeres, indicó Pérez Luna.

“Hay quienes creen que como el televisor del hogar está a nombre del hombre, él puede destruirlo porque lo compró con su dinero, pero eso es delito contra las mujeres”, sentenció.

La jefa nacional de la Comisaría de la Niñez y la Mujer, comisionada mayor Erlinda Castillo, reconoció que existe el peligro de que algunas mujeres hagan uso indebido de la Ley 779, utilizándola para vengarse y no para buscar justicia.

La Ley 779 no es contra los hombres, es contra los agresores”

Odette Leytón

jefa de la Dirección de Género de la Fiscalía