•  |
  •  |

Miles de nicaragüenses, de todas las edades, recorren las calles del país, para rezar y cantar con mucho fervor y entusiasmo a la Madre de Dios, la Santísima Virgen María, hoy día de la tradicional Gritería.

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes, lanzó hace pocos minutos el tradicional grito de: "¿Quién causa tanta alegría?", en la Catedral de la Inmaculada Concepción de  María, en Managua.

No existe otra tradición que identifique y una más a los nicaragüenses que esta celebración. La veneración a la Inmaculada Concepción de María es la más arraigada y desbordante expresión de religiosidad popular en nuestro país y data de más de 150 años.

La Purísima, que se celebra la noche del 7 de diciembre en todos los rincones del país, así como también en los países en donde radican importantes colonias de nicaragüenses como Estados Unidos, Costa Rica y El Salvador, es una celebración que tiene especial relevancia en León, de donde es originaria.