•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres municipios de la Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS comenzarán a darle buen manejo a los desechos sólidos tras el acoplamiento y clasificación de los desechos producidos por la población para comercializarlos y generar réditos a la municipalidad.

El financiamiento para la ejecución del proyecto proviene del Fondo Multilateral de Inversiones, Fomin, que forma parte del grupo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, además participa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

El proyecto denominado “Gestión Integral y Sostenible de Residuos Sólidos en la RAAS” se ejecutará en un plazo de cuatro años y medio y beneficiará a las localidades de Bluefields, Corn Island y El Rama.

Norman Howard, Oficial de Programa PNUD-RAAS, señaló que hay limitantes de capacidades para tratar la basura, por ello el proyecto va enfocado a esos municipios; también señaló que los sistemas para la recolección de los residuos son muy débiles en dichas zonas.

Ochenta mil beneficiados

“Existe escaso incentivo económico para promover el tema como debe de ser, hay un reducido involucramiento de la población local, una cultura de no pago y limitados recursos financieros y técnicos para implementar un plan integral y sostenible de gestión de residuos”, explicó Howard.

Los recursos destinados para el proyecto suman más de 1.7 millones de dólares, el 70% financiados por el Fomin-BID; es decir, más de 1.2 millones de dólares, mientras el restante 30% (537 mil 620 dólares) son contrapartidas de los tres gobiernos locales involucrados.

Howard resaltó que con el proyecto se espera que 80 mil personas tengan mejor acceso a servicios de saneamiento y mayores ingresos.

Rutas de recolección

Son dos las rutas de recolección planteada, se espera que los desechos del municipio de Kukra Hill se trasladen a El Rama para ser clasificados y tratados, y los de Little Corn Island y Corn Island sean acopiados en Bluefields.

Carlos Melo, representante del BID en Nicaragua señaló que este proyecto beneficiará a los sectores más frágiles del Caribe, principalmente a familias de zonas rurales donde hay más problemas y dificultad para acceder a los servicios básicos.

“Esperamos que este proyecto inspire la cultura del reciclaje”, precisó Melo, quien está seguro del impacto que tendrá el proyecto integrado por cuatro componentes en la vida de la población caribeña.

Por su parte, Pablo Mandeville, representante residente del PNUD en Nicaragua, refirió que se reunió con más de 24 recicladoras de Bluefields parea que se sumen a la iniciativa.