•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las ventas de pólvora en sus diferentes presentaciones han caído hasta en un 40% en algunos puestos ubicados en la capital, debido en parte al incremento de precios en algunos productos y a la falta de circulante, según explicaron algunos comerciantes consultados por El Nuevo Diario.

Azucena Medina, vendedora de juegos pirotécnicos, ubicada en los alrededores del Cementerio Periférico, de Managua, manifestó que las ventas han estado muy “frías”, pero esperan que en los próximos días las mismas se dinamicen.

“Antes del 7 de diciembre las ventas eran de C$700 a C$800 diarios, aunque ayer logramos vender casi C$40 mil, pero la meta era alcanzar ventas superiores a los 70 mil córdobas”, explicó Medina, quien tiene más de 20 años de dedicarse a este negocio.

Señala que cuando las ventas están buenas antes y después del 7 de diciembre, los ingresos oscilan entre C$5 y C$7 mil diarios, sin embargo no están alcanzando ni los C$1,000. Esta comerciante invirtió alrededor de C$400 mil en mercadería y su temor es que al final no pueda ni cancelar los préstamos que tiene con los bancos.

Productos más caros

Algunos comerciantes de pólvora, como Denisia Luna, asumen que las ventas han bajado debido a que algunos productos han experimentado alzas en sus precios.

“Los precios este año oscilan entre C$50 la caja de dos docenas de arbolitos, C$80 el 100 de bombas, y los paquetitos de candelas romanas a C$5 cada uno, pero existen otros productos que han subido de precio y que están siendo menos demandados”, indicó la comerciante, quien el día de ayer esperaba obtener ventas por encima de los C$50 mil, pero con costo alcanzó los C$23 mil.

La docena de cohetes, por ejemplo, se cotiza entre C$130 y C$180 la docena, un toro encuetado tiene un precio de C$500, pero si se le añaden otros tipos de luces el costo puede subir hasta C$800 la unidad. “Yo traje 16 docenas de cohetes y no he vendido ni una”, sostiene esta negociante de juegos pirotécnicos.

En tanto Yamileth Mercado, comerciante de pólvora quien se encuentra ubicada en las inmediaciones del Paseo Tiscapa, indicó que esperan lograr que el 24 y el 31 de diciembre las ventas se recuperen.

Durante el recorrido de El Nuevo Diario fue notoria la presencia de agentes de la Policía Nacional inspeccionando los locales donde se comercializa la pólvora. Los comerciantes explicaron que siguen al pie de la letra las medidas de seguridad para la venta del producto, entre ellas contar con extinguidor, arena y agua.

¿40% menos?

“Las ventas han disminuido hasta en un 40% si lo comparamos con lo que se logró vender en esta misma fecha el año pasado”, indicó Alejandra Castillo, quien también tiene un puesto en las inmediaciones del Paseo Tiscapa.