•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pesar de que la Asamblea Nacional y el Gobierno de Nicaragua ratificaron el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, sobre los trabajadores domésticos, aún hay mucho por hacer.

Esa es una de las conclusiones a las que llegaron en el I Foro Nacional de los Trabajadores Domésticos, explicó Bertha Rosa Guerra Gallardo, representante de la OIT en Nicaragua.

“Hay algunos avances con la ratificación del convenio, pero hasta el momento menos del 2% de los empleados domésticos están integrados a la seguridad social”, dijo.

Cada 10 de diciembre se  estableció, a nivel nacional, el día del Trabajador Doméstico para contribuir al reconocimiento social que merecen dichas personas.

Con la aprobación del convenio se busca el ejercicio pleno de quienes trabajan en el hogar, como la libertad sindical y la reducción de la jornada laboral de 12 a ocho horas. Nicaragua fue el primer país de Centroamérica en ratificarlo y el cuarto a nivel mundial.

Guerra Gallardo aseguró que se necesitan una serie de reformas para cumplir con la aplicación del convenio, que entrará en vigencia en noviembre de 2013, entre las que destacó reformar el Código Laboral, y creación de centros infantiles para los hijos de los empleados domésticos, entre otros.

Más capacitación

La representante de la OIT indicó que no solo es culpa del empleador, por lo que se debe capacitar a los mismos empleados domésticos a que conozcan sus derechos para exigir la integración al Seguro Social.

“A pesar de que hay mucho interés del Gobierno, este convenio también trae consigo muchas obligaciones, y se debe promover un clima de negociación que beneficie a los empleadores y a los domésticos”, insistió.

Guerra Gallardo manifestó que se debe “analizar” la posibilidad de reformar el mismo Seguro Social para que haya una “adecuación a la realidad de los trabajadores y el piso de protección social que existe”.

Una red de reconocimiento

En tanto, la ministra del Trabajo, Jeannette Chávez, explicó que la ratificación del convenio es parte del modelo de restitución de derechos que promueve el Gobierno.

“Ha sido poca la cantidad de personas del servicio doméstico aseguradas, y se debe trabajar en sensibilizar a ese sector para que exijan sus derechos”, manifestó.

Chávez aceptó que se necesita hacer ajustes en materia laboral para “proteger” a este sector que “tiene derechos humanos y laborales como cualquier otro sector del país”.

“Vamos a exigir por los derechos”

La representante de la Secretaría de la Mujer de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, Andrea Morales, dijo que trabajarán más en capacitar a las trabajadoras domésticas en el reconocimiento de sus derechos.

“Muchos las engañan porque les dicen que tienen que pagar solo ellas, y es una responsabilidad compartida que además beneficia a las mismas familias”, explicó.

Morales insistió en que se necesita ampliar la cantidad de trabajadoras que se incluyan en el Seguro Social porque hay muchos sectores que están dentro de la informalidad.

“Debemos pedir que se analice el mercado laboral en función de una reforma efectiva que beneficie a todos”, indicó.

 

"Se debe promover un clima de negociación que beneficie a los empleadores y a los domésticos".

Bertha Guerra

Representante de la OIT.”

 

Datos del empleo doméstico

Menos del 2% de los empleados domésticos están integrados a la seguridad social.

10% de la fuerza laboral del país son los empleados domésticos.

280,000 personas trabajan en servicio doméstico.

86% de los trabajadores domésticos son mujeres.