•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo José Brenes, opinó ayer que el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, está reconociendo la gravedad de su malestar al anunciar el nombramiento de su sucesor.

El presidente Chávez planteó el sábado un escenario en el que pudiera no estar, como consecuencia de la nueva operación de un cáncer a la que se debe someter, y pidió que, en caso de que algo le sucediera, se apoye al vicepresidente Nicolás Maduro, como su sucesor.

“Miré a un Chávez muy humano que reconoce la gravedad de su enfermedad, y es interesante que se dieron todos los detalles (de su enfermedad), porque el pueblo de Venezuela es tenaz, quiere saber qué hay detrás de su salud”, dijo monseñor Brenes, al hablar sobre la noticia que miró el sábado en la televisión.

El arzobispo considera que Chávez se está confesando como un creyente que se pone en las manos de Dios.

“Esto es una muestra de un hombre que ha madurado en la fe y un hombre que también ha descubierto que somos débiles, que estamos en las manos del Señor y que en cualquier momento nos puede llegar la muerte”, dijo ayer al concluir la homilía dominical en la Catedral Metropolitana.

 

"Esto es una muestra de un hombre que ha madurado en la fe y un hombre que también ha descubierto que somos débiles".

Monseñor Leopoldo José Brenes

Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua.