•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Nicaragua existe una mafia maderera que está siendo denunciada e investigada por explotar y hacer uso indebido de los recursos naturales, informó el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez.

El director de la Unidad Ambiental del Ministerio Público, José Rubén Gutiérrez, detalló que este año han recibido 175 denuncias por parte de la población que ha señalado el deterioro del medioambiente, en las que sobresale el corte ilegal de granadillo.

Las declaraciones por parte de la Fiscalía fueron brindadas ayer durante una reunión de la Red de Observancia y Aplicación de la Normativa de Vida Silvestre de Centroamérica y República Dominicana, Roavis, donde la directora de Conservación y Agua del Departamento de Estado de Estados Unidos, Christine Dawson, consideró que en su país y en Latinoamérica, se están cometiendo acciones en contra de la flora y fauna, y exhortó a dar una respuesta desde los diferentes sectores sociales para evitar que siga ocurriendo.

“La lucha no es solo nacional, sino regional, porque hay que luchar, no solo contra el delito ecológico o ambiental interno, sino que ya se ha hecho transnacional; hay grandes mafias madereras aquí en Nicaragua (que están) exportando nuestros recursos naturales maderables: la caoba, el cedro y ahora van con el granadillo; eso hace pobre a nuestro país”, afirmó el fiscal Centeno.

Una condena en el año

Los grupos defensores del ambiente se han quejado en diversas ocasiones porque en Nicaragua se registran pocas detenciones y condenas judiciales hacia las personas que cometen delitos ambientales.

“La semana pasada obtuvimos una condena para una persona, las penas (por estos delitos) son bastante bajas en el Código Penal, pero le fueron aplicados seis meses de prisión y está ahorita en el Sistema Penitenciario La Esperanza. Esa persona comercializaba ilegalmente especies de fauna en peligro de extinción”, dijo Gutiérrez.

Ejército preocupado

El Ejército de Nicaragua expresó ayer su preocupación por el tráfico ilegal de madera de granadillo en el municipio de Karawala, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

El coronel Oswaldo Barahona, jefe del V Comando Militar del Ejército de Nicaragua, indicó que en Karawala la comunidad se reunió para ver un problema que hubo con el corte de un granadillo, madera que es común en la zona, y es catalogada como producto de alto valor, pero no ocurrieron mayores incidentes.

El teniente coronel, Marvin Paniagua, jefe del Batallón Ecológico, a cargo de la VIII Región Militar, aseguró que en algunas zonas de la Región Autónoma del Atlántico Sur, el tráfico ilegal del granadillo es común, sobre todo en Laguna de Perlas, Kukra Hill y la reserva de Wawashang.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus