•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega recibió ayer al Vice Primer Ministro de Rusia, Igor Sechin, quien agradeció el reconocimiento de Nicaragua a las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia, y expresó su esperanza porque se “fortalezca la cooperación política” entre ambas naciones.

Durante la visita de un día del alto funcionario ruso y parte del gabinete de ese país, entre quienes está el ministro de Energía de Rusia, Serguéi Shmatkó; el Secretario de Estado para la Educación y la Ciencia; y el Director adjunto del Servicio Federal de Cooperación, se dará la pauta para el inicio de “estudios para empezar la cooperación con Nicaragua”.

Proyectos en el campo energético, de comercio exterior y de educación, son parte de la agenda que los rusos propondrán. Sechin abordará también la visita que dentro de poco realizará Ortega a Moscú.

La delegación rusa fue recibida en un acto realizado en un hotel en Managua, donde además se presentó un plan para mejorar la ciudad a propuesta del candidato sandinista a alcalde de la capital, Alexis Arguello.

Entre los invitados estaban el campeón mundial de las 105 libras, Román “Chocolatito” González; el cardenal Miguel Obando y Bravo; el vicepresidente Jaime Morales Carazo; Clemente Guido; la fórmula sandinista para Managua, y Azucena Castillo, ex fórmula del Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

No faltaron los gritos de los sandinistas eufóricos durante la presentación del presidente Ortega, que finalmente hicieron callar al vice primer ministro ruso, ni la canción de moda (“Nicaragua mía”) a reventar en los parlantes.

“Presidente legendario”
Sechin calificó al mandatario como un “legendario presidente, el compañero Daniel”, y luego agradeció el gesto que tuvo Ortega, el único presidente en el mundo, a excepción de Rusia, que reconoció a las dos regiones que pertenecían a Georgia. “Rusia ilumina nuestro planeta, pero está siendo acosada por el imperio”, aseguró Ortega.

“Hemos encontrado nuevas amenazas: el terrorismo internacional, especialmente en el Cáucaso”, dijo Sechin, quien anteriormente se reunió con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, “un socio al que le tienen confianza”, según dijo en ese país. Previo a la visita al país sudamericano estuvo en La Habana.

Ortega, por su parte, expresó que “desgraciadamente Georgia está sometida por el imperio y se ha lanzado a la aventura militar contra dos pueblos… Rusia, amante de la justicia internacional, no se podía quedar con los brazos cruzados”.

“Y nosotros que rápidamente nos identificamos con las naciones pequeñas, enfrentadas al Goliat del imperio yanqui y auspiciados por sectores de Europa que tienen una mentalidad imperialista, no dudamos en dar nuestra solidaridad a dos pueblos hermanos”, dijo en referencia a Osetia del Sur y Abjasia, a los que catalogó de “pueblos independientes” que tienen que ser respetados por las potencias.

Sueño, sueños, sueños…
Antes del discurso de Ortega, el reconocido arquitecto Alfredo Osorio Peters, presentó en tres dimensiones la Managua del futuro, donde todas las instituciones del Estado serán construidas sobre una vía que finalmente acabará en el Malecón de Managua, un lugar lleno de palmeras, sin los bares existentes. No faltará un tren eléctrico con capacidad para 90 personas.

Este proyecto, “un plan absolutamente posible si todos nos comprometemos a trabajar”, según dijo Rosario Murillo, fue presentado por Osorio a petición de Alexis Arguello, pues dicho plan no podrá ser llevado a cabo sin la colaboración del Presidente de la República.

“Nos ha presentado un sueño, porque es un sueño, pero no hay que renunciar a los sueños”, dijo Ortega después de ver el proyecto, que estaría concluido en dos años y cuyo costo no se dio a conocer.