• Newtown, EU |
  • |
  • |
  • Agencias

Los habitantes de Sandy Cook, Connecticut, Estados Unidos, vivieron este viernes momentos de incertidumbre y de horror, cuando un hombre fuertemente armado abrió fuego en una escuela primaria de la localidad, dejando como saldo 27 muertos, entre ellos 20 niños y el atacante, informó la Policía.

La tragedia podía resumirse en imágenes como la de dos familiares de una de las víctimas caminando calle abajo desde la escuela primaria de Sandy Hook, llorando, abrazados y sin decir palabra.

El portavoz de la Policía estatal, teniente Paul Vance, confirmó que el atacante ultimó a 18 niños dentro de la escuela primaria, en tanto otros dos murieron por heridas en un hospital.

Además, perdieron la vida seis adultos, incluyendo el director de la escuela, según medios locales.

De acuerdo con versiones de la prensa, el autor de la matanza, identificado como Adam Lanza, de 28 años, se suicidó en la misma escuela tras realizar más de un centenar de disparos.

De acuerdo con varios medios, antes del ataque, el sospechoso habría asesinado en su propia casa de Newtown a su madre, Nancy Lanza, quien era maestra de la escuela donde se cometió la matanza, lo que supone que hubo en total 28 muertos.

El padre, divorciado de la madre, al parecer fue interrogado por la Policía, aunque se adelantó que aparentemente no tiene nada que ver con el tiroteo.

El hermano menor, Ryan (24 años), reside en Hoboken (Nueva Jersey), y algunas imágenes de televisión le mostraban mientras agentes de la Policía local se lo llevaban para interrogarle, aunque las autoridades también creen que no está implicado.

Un compañero de clase del presunto autor, de la época en que eran estudiantes, relató a un canal local de la cadena CBS, mientras luchaba para contener las lágrimas, que Adam Lanza era “solo un chico” más, que no causaba problemas ni mostraba tendencias antisociales.

Segundo incidente más trágico

Este incidente es el segundo más trágico de los recurrentes tiroteos registrados en centros educativos de Estados Unidos.

Horas después de la masacre todavía no había pistas sobre los motivos del tiroteo en Newtown; el gobernador del estado, Dan Malloy, simplemente afirmó que “el mal visitó hoy esta comunidad”.

A la escuela de Sandy Hook asisten unos 600 niños de entre cinco y 12 años, según un canal local.

Más temprano, medios locales habían indicado que el presunto autor del tiroteo utilizó al menos dos armas de fuego, una pistola semiautomática Glock y otra Sig Saeur.

La mayoría de la muertes en el tiroteo, que habría comenzado alrededor de las 09:30 locales, “tuvo lugar en una sección de la escuela, en dos salas”, acotó Vance, detalle que sugiere que las pequeñas víctimas quedaron atrapadas y fueron blanco fácil de los disparos.

Los tiroteos en lugares públicos son frecuentes en Estados Unidos, y en general terminan únicamente cuando el tirador es herido o se suicida.

El incidente más notorio de los últimos meses tuvo lugar en julio, cuando un joven de 24 años mató a 14 personas e hirió a otras 58 durante el estreno de la última película de Batman en un cine en Colorado (oeste).

Lo peor que ha visto en su carrera

“Nuestro objetivo principal era evacuar lo más rápido y eficientemente posible a todos los estudiantes y al personal de la institución. La escuela entera fue registrada”, indicó el portavoz de la Policía estatal, teniente Paul Vance.

“Uno de los policías dijo que era lo peor que había visto en toda su carrera, pero (lo peor) fue cuando le dijeron (lo sucedido) a todos esos padres que esperaban que los niños salieran (de la escuela)”, dijo a WCBS News una enfermera que acudió al lugar.

“Ellos pensaron que todavía estaban vivos. Hay 20 padres a los que se les acaba de decir que sus hijos están muertos. Es horrible”, agregó.

Obama lloró por matanza

El presidente Barack Obama, que fue informado del tiroteo rápidamente, dijo con lágrimas en los ojos estar sumido en una “abrumadora pena”, y prometió “acciones significativas” para poner fin a este tipo de tragedias.

El mandatario, que calificó el tiroteo de “crimen atroz”, dijo que “la mayoría de aquellos que murieron hoy (ayer) eran niños, preciosos niños, pequeños de entre cinco y 10 años”.

Obama, que debió hacer varias pausas y respirar profundamente para poder seguir hablando, lamentó que esos niños perdieran “toda una vida por delante: cumpleaños, graduaciones, casamientos, hijos propios”.

Entre los muertos también hay “maestros, hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a ayudar a nuestros niños a cumplir sus sueños”, agregó. “Nuestros corazones están hoy rotos, por los padres y los abuelos, por las hermanas y los hermanos de estos pequeños niños y por las familias de los que se fueron”, dijo.

Obama agregó que “tendremos que unirnos para tomar acciones significativas para evitar más tragedias como estas, más allá de la política”.

También ordenó que por cuatro días se extienda el duelo con las banderas de la Casa Blanca, edificios oficiales y complejos militares ondeando a media asta, en honor a las víctimas.

La Policía local fue alertada del tiroteo poco después de su inicio y pidió inmediatamente ayuda a la Policía estatal, que también se hizo presente.

OEA condena matanza

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, expresó su “consternación” por la masacre en una escuela primaria en Newtown, exhortando a la reflexión.