•  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS

A un año de la destrucción y el dolor causados por el huracán Félix, la desesperación y sufrimiento vuelven a afectar la comunidad de Krukira, ubicada a 34 kilómetros al noroeste de Bilwi, donde una invasión de gusanos está acabando con los cultivos y plantas, y atacando a sus pobladores.

Róger Rivera Pérez, de 52 años, expresó que ya no soportan la plaga de gusanos que está por todas partes en la comunidad, y cada día son más, sin que se puedan controlar. “Los gusanos se comen las hojas de las plantas y después penetran la corteza hasta llegar al centro del árbol y se lo comen por dentro”, explicó este comunitario.

“Los pocos árboles que habían sobrevivido a los fuertes vientos de Félix están muriendo por causa del gusano que trepa a los árboles de mango, naranja, marañón, coco, eucalipto limones, fruta de pan y todo lo que encuentra a su paso. Un árbol de mango que había sobrevivido junto al parque de la comunidad y que estaba echando nuevamente hojas, fue acabado en menos de una semana por la plaga”, dijo.


Provocan fiebre, diarrea y vómitos
Por si fuera poco, las plantas no son las únicas afectadas por el gusano, debido a que las personas también están sufriendo ataques del animal, ya que después de recibir una rozadura con una de las espinas que tiene por todo el cuerpo, la persona pasa hasta cuatro días con fiebre, diarrea y vómito.

En el caso de las picaduras de gusanos, los más vulnerables siguen siendo los niños que andan jugando por el patio, y en otros casos el animal ha entrado a las casas y a las camas de los comunitarios.


Atacan en la cama
Bertina Padilla, madre de cinco niños, dijo que el gusano tiene unas cuatro semanas de haber aparecido en la comunidad; nunca antes lo habían visto, y desde entonces no duermen en paz, porque a cada rato deben levantarse por las noches a revisar si alguno de estos animales está subiendo por la pata de la cama.

Agregó que arropan bien a sus hijos por las noches, y en el día tratan de mantenerlos calzados para evitar que sean víctimas del gusano.


MagFor dice que investigará
En las oficinas del Ministerio Agropecuario y Forestal (MagFor) de Puerto Cabezas, ayer los técnicos y delegados recibieron la información como una noticia nueva, sin embargo, el delegado Raúl Ibarra se comprometió a enviar un equipo técnico para revisar el problema.

Ibarra explicó que es probable que la proliferación de gusanos se deba a la interrupción de la cadena alimenticia después del huracán, ya que es probable que esos gusanos fueran controlados por los pájaros que migraron por la destrucción al medio ambiente y ahora están descontrolados. “Vamos a tomar muestras de los gusanos y la enviaremos al laboratorio para conocer de qué tipo de plaga se trata”, dijo el delegado del MagFor en Bilwi.


Minsa no sabe nada
En tanto, en el Silais de la RAAN --a pesar de que dicen estar en permanente trabajo de brigadas médicas a las comunidades--, a más de un mes de la plaga que está afectando a los comunitarios de Krukira, nadie sabe nada. Cuando llegamos en busca de la directora, doctora Lucía Lira, y de la responsable del área de Epidemiología, nos dijeron: “No están y tampoco sabemos dónde se encuentran”.