• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Un Techo para mi país, hoy Techo-Nicaragua, nació en diciembre de 2008 en una pequeña oficina de la Universidad Centroamericana, UCA, cuando un grupo de amigos que participaban en la Pastoral Juvenil de esa Alma Máter decidieron organizarse para construir cinco casas en asentamientos de Managua.

El reto era grande y los recursos limitados. “Comenzamos enviando cartas a nuestros amigos y familiares para obtener financiamiento”, recordó ayer la directora social de Techo-Nicaragua, Laura Lacayo, durante el evento en el que celebraron la construcción de la casa número 1,000.

Y es que, desde 2008, Techo ha crecido tanto en recursos económicos como en el número de jóvenes que se suman a colaborar con la causa, la cual implica eliminar los asentamientos infrahumanos y promover el desarrollo local a través de la capacitación a sus pobladores.

“En 2010 construimos 30 viviendas en la Costa Atlántica”, mencionó Lacayo, para dar una idea de cuánto se ha fortalecido la labor de esta organización que se ha replicado en 19 países de Latinoamérica, pero que se originó en Chile en 1997.

Un buen año

Solo en 2012, Techo construyó 265 viviendas, aunque ayer iniciaron la construcción de 42 más en Managua, León y Chinandega, para completar y sobrepasar las 1,000 viviendas. Además, este año la organización comenzó la creación de mesas de trabajo, con las cuales impulsa el desarrollo local.

La directora ejecutiva de Techo-Nicaragua, Ana Thomas, señaló que para el próximo año el objetivo es construir 330 viviendas e instalar tres mesas de trabajo, pues hasta el momento solo tienen instaladas tres en el departamento de Managua: dos en el barrio “Carlos Núñez” y una en la comunidad Santa Julia, del municipio El Crucero.

Involucrar a la gente

“Sentimos que vamos formalizando nuestro trabajo, sobre todo en la parte de involucrar a más actores de la sociedad (…) eso nos dice que estamos haciendo un buen trabajo y que ahora solo falta crecer, consolidar y seguir ampliando nuestro equipo para poder abarcar más”, expresó Thomas.

Lola del Carmen Esquivel, pobladora de la comunidad Santa Julia, en El Crucero, contó que Techo-Nicaragua ha construido 18 viviendas en esa localidad y ha sido como una “guía” para gestionar proyectos de desarrollo, como la construcción de un pozo con financiamiento de la cooperación japonesa, y la construcción de un camino con el financiamiento de la cooperación estadounidense.

El financiamiento de las casas que se construirán este fin de semana será facilitado por KPMG, Huella, NiMAC, AEI Energy, B2Gold y la Unión Europeo. En total, el monto que se utilizará es de US$7,500.